El informe anual de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) relacionado al estado de situación de las principales pesquerías en Chile para el 2021, mostró un aumento en las que se encuentran en estado de sobreexplotación o colapso. En el reporte del año anterior un 52% se hallaba en esta condición, lo cual subió a 57%.

“En un escenario de alta vulnerabilidad por factores como el cambio climático y la sobrepesca, sumado a la necesidad de fortalecer la seguridad alimentaria, cualquier retroceso que exista en la situación de las pesquerías chilenas es preocupante y nos debe obligar a profundizar las acciones para impulsar la recuperación de estos recursos”, señaló Valesca Montes, coordinadora de Pesquerías Sustentables de WWF Chile.

En particular, la experta lamentó que, por ejemplo, una especie tan emblemática como la merluza chilena o común (Merluccius gayi gayi) esté completando ya 10 años en un estado crítico, tras ser declarada en 2012 como “sobreexplotada con riesgo de agotamiento” por Subpesca, llegando incluso a la condición de “agotada” el año 2015. A pesar de ello, aún no se ha elaborado e implementado el Programa de Recuperación de esta pesquería,  herramienta clave señalada en la Ley General de Pesca y Acuicultura, para revertir situaciones de este tipo.

“Es urgente la implementación de medidas para recuperar la merluza chilena o pescada, las cuales deben considerar aspectos de equidad  y atender a las particularidades territoriales, que las hagan viables en el mediano y largo plazo. En esta línea, desde hace más de seis años WWF ha planteado la necesidad de una plataforma social robusta que desincentive prácticas no sustentables o ilegales y que permita a las y los pescadores el cumplimiento de estas medidas”, agregó Valesca Montes, refiriendo en específico a las propuestas que WWF Chile desarrolló junto al Centro Interdisciplinario de Estudio de Territorios Litorales y Rurales (CIET–LR) para lograr este objetivo.

“Asimismo, la posibilidad de una nueva Ley de Pesca, como ha comprometido el Gobierno debería hacerse cargo de este escenario y establecer las condiciones para avanzar hacia una actividad sostenible, con una visión que integre los ecosistemas y las personas”, puntualizó la profesional.

Desde 2015, WWF Chile se ha sumado a los esfuerzos de Sernapesca en la difusión de la veda y la toma de conciencia por parte de la ciudadanía respecto a la delicada situación de la popular “pescada”. Además, en 2017 instauró el Día Nacional de la Merluza Chilena, cada segundo domingo tras el fin de la prohibición.