AmiChile se encuentra atento a la evolución del conflicto que existe entre el Gobierno y camioneros forestales por los hechos de violencia ocurridos mayoritariamente entre las regiones de la Araucanía y el Bio Bio, situación que ha generado la paralización del tránsito en dichas zonas del país.

La actividad mitilicultora se desarrolla, en su gran mayoría, en la provincia de Chiloé, por lo que, debido a la geografía del lugar, sumado a la frágil conectividad en la zona, la movilización está afectando la operación de esta actividad.

Sumado a ello, es conocido el problema de disposición de desechos que existe no sólo en Chiloé, sino que en toda la Región de los Lagos, por lo que esta paralización provoca un daño mucho mayor al que ya ocurre por la falta de vertederos, puesto que no se han podido trasladar los desechos hasta la Octava Región, que es donde en general se están disponiendo.

Situación similar ocurre con los despachos de producto a los mercados de destinos, debiendo estos ser almacenados en frigoríficos externos, con los costos que ello significa.

Desde AmiChile, esperan que este conflicto concluya lo antes posible para que el sector pueda seguir operando.

Fotografía: AmiChile