En el marco del conversatorio autoconvocado por el Consejo Regional de Pescadores Artesanales de la X Región (Corepa A.G.), y Consejo Nacional por la Defensa del Patrimonio Pesquero de Chile (Condepp A.G.), donde participaron organizaciones y referentes de actividades productivas, de servicios y del desarrollo sostenible de la macrozona sur austral, integrada por las regiones de Los Lagos, de Aysén y de Magallanes, analizaron los temas que son de preocupación común y transversal sobre el proceso constituyente.

La génesis de la nueva Constitución es legítima y en coherencia con esto, la igualdad ante la Ley y la eliminación de los privilegios, deben ser cimientos y como tales estar presentes en las distintas capas de este nuevo cuerpo legal, lo que hoy no está pasando. En el caso de la macrozona sur austral, el uso del mar nos une a todos, y los puntos aprobados en relación con ello en el proceso constituyente, atentan en su mayoría contra esta realidad, poniendo en riesgo la sostenibilidad que mueve el territorio, según fue informado.

“Necesitamos y hacemos un llamado a la Convención Constituyente para que escuche y acoja los planteamientos de las mayoría de Chile y gente de trabajo, ante la aprobación en el pleno de normas discriminatorias que están generando frustración y diferencias irreconciliables entre chilenos y pueblos originarios iguales en dignidad y derechos; un Estado plurinacional, con autogobiernos,  autonomías territoriales indígenas, sistemas de justicia distintos; derechos a la restitución sobre tierras, territorios y recursos, y derecho a veto sobre otros chilenos y actividades, entre otros aspectos”, señaló Jorge Bustos, presidente de Corepa y vicepresidente de Condepp.

Recuerdan que esto se agrava por la experiencia vivida con el avance de la Ley Lafkenche que, a la fecha, ya tiene más de 4.000.000 de hectáreas solicitadas y paralizadas, sin que el Estado tenga las herramientas y capacidades para poner fin a los cientos de conflictos por el uso de espacios.

“En este sentido, es urgente una revisión de la norma, reglamento y procedimientos, llamando al diálogo participativo con las comunidades, autoridades y actores del mar, para trabajar en un análisis práctico de los problemas que se han visto en estos 14 años de funcionamiento de dicha Ley. Es por esto que pedimos al Estado y gobiernos de turno que avancen de manera decidida en un ordenamiento territorial en el borde costero, que concilie y brinde certezas a los diversos sectores que conviven y trabajan  en el mar, y que ayude a descentralizar Chile”, señalan.

Afirman que es importante reconocer el concepto de maritorio y protección de los océanos, y poner en valor el mar como fuente de alimentación, de desarrollo social, laboral, cultural, económico; de conectividad e integración territorial. Esto tiene que ir de la mano con un Ministerio que centralice las actividades relacionadas con el mar con recursos propios, y que asegure un desarrollo en torno del mar, haciendo justicia y poniendo en valor el trabajo de miles de trabajadores, debiéndose generar procesos en los cuales existan atribuciones regionales que agilicen y ayuden a descentralizar las decisiones.

“Finalmente hacemos un llamado a la Convención para que su actuar sea de beneficio para todos los chilenos, sin distinción. Que su trabajo deje en el alma nacional, el espíritu de unidad y bienestar para la que fue creada. Estamos preocupados por los artículos aprobados a la fecha, y nos encontramos en alerta al avance del proceso constituyente”, afirmó Bustos.

Durante el encuentro también asistió el gerente de Comunidades de AquaChile, Francisco Sandoval, quien señaló que “las discusiones que se están dando en Santiago, conversan muy poco con la realidad regional. Vemos con preocupación lo que va a pasar si se aprueba la Constitución como está quedando ahora”.

“Si avanzan iniciativas como la prohibición para el desarrollo de la salmonicultura en áreas protegidas, la actividad productiva se verá disminuida, lo que implicaría una reducción de  puestos de trabajo. Cerrarán centros de cultivo y plantas de proceso. Es toda una cadena productiva y logística asociada a la industria: comercio, alojamientos, servicios, dentro de los cuales, sobre todo en centros de cultivo, son trabajadores que conviven en la pesca artesanal y en empresas de servicio a la industria”, añadió.

Sandoval concluyó además que, “mientras nuestra competencia en la producción de salmón en el mundo planifica aumentar su producción, en Chile la industria corre el riesgo de quedar congelada o incluso, disminuida, por las deficiencias en la planificación territorial de las actividades productivas en el mar”.

En tanto, el representante de la Multigremial de Los Lagos, Manuel Bagnara, agradeció, primero que todo, a Jorge Bustos por la invitación en que nos convocó a que estuviéramos en esta reunión. Fuimos alrededor de 40 personas, y sí compartimos que como sale en el texto y como está quedando la nueva Constitución, que tampoco le queda mucho, hay temas que acotar y donde les queda unas semanas. Y analizamos temas que ya salieron del pleno. Nosotros queríamos eliminar los privilegios y queremos igualdad ante la ley. Hoy en día como está quedando (el borrador de la nueva Constitución) hay gente que queda más privilegiada que otra, y quedan con leyes distintas”.

“Entonces ese es un tema que tenemos y que apelamos al ordenamiento territorial que es donde estamos todos insertos. Somos todos sectores que vivimos de las aguas interiores en el borde costero y somos un medio productivo. Entonces, en ese punto estamos en alerta. Estamos en alerta porque ya lo que ha salido no es bueno”, concluyó.

Fotografía: Corepa A.G.