La Cena del Samaritano, organizada por la Casa del Samaritano de Magallanes, con el auspicio de un amplio espectro de empresas regionales, se realizó el viernes 13 en el Salón de Evento Cordenap en Punta Arenas (región de Magallanes).

La Asociación de Salmonicultores de Magallanes y las empresas que la componen no podían estar ausentes de este evento en el cual se combinan la profunda empatía y el arte. Sobre el escenario participaron los destacados artistas: Paula Vivar, Hoshken, Sebastián Amand, Dajana y Ballet Folklórico municipal. Todo con la animación Oscar España.

La empresas del sector salmonicultor Australis Seafoods, Cermaq, AquaChile, Blumar y MultiX aportaron 10 kilos de salmón cada una, que se tradujeron en 200 porciones individuales acompañadas con papas y una rica salsa.

La cocina y posterior empaque de las raciones fue hecha con los más altos estándares sanitarios.

Un equipo de alrededor de diez cocineros, compuesto por profesores y estudiantes de la Carrera de Gastronomía de Inacap, se abocaron a la labor dando lo mejor de sí mismos para que cada porción conserve el sabor del mar que tanto gusta.

“Fuimos invitados a realizar una cena solidaria que se realiza este viernes y una vez más los salmoneros nos cooperaron con piezas de salmón. Las distribuimos en porciones de 250 gramos y fueron cocinadas al horno. También se preparó una salsa vasca y unas papas a las finas hierbas”, indicó el profesor Juan Doris, docente de la carrera de Gastronomía de Incap.

“Esto también les sirve a los alumnos para familiarizarse con los pescados y trabajar con grandes cantidades de producto terminado. Se elaboraron 200 porciones, las que se elaboraron en dos horas y media. Trabajamos a full, todos los alumnos cooperaron”, agregó.

“El producto es de muy buena calidad, recién estuve probando uno terminado y se trata de un producto muy rico, muy sabroso, sobre todo el salmón que venía fresco, con una calidad espectacular para poder trabajarlo”, concluyó el profesor.

Por su parte la estudiante Constanza Cubillos, del segundo año de la carrera, también festejó la actividad. “Ha sido una buena experiencia para aprender a cocinar en cantidades grandes, aprender nuevas recetas y trabajar en equipos mayores. El producto estaba exquisito y la experiencia ha sido muy entretenida e innovadora. El año pasado ya habíamos trabajado en las Salmojornadas para hacer 2400 porciones”, explicó.

La Casa del Samaritano es una organización benéfica, perteneciente a FIDE XII. Sin fines de lucro, es atendida por voluntarios y trabajadores. Su misión consiste en acoger, acompañar y brindar una buena calidad de vida a los hermanos mayores, indica la reseña de la entidad.

Fotografías: Salmonicultores de Magallanes.