El primer wellboat de Chile con tecnología de punta para el tratamiento no farmacológico de Caligus rogercresseyi a bordo, comenzará a utilizar Salmones Camanchaca a partir de este mes, tras un contrato entre la salmonera y Naviera Orca Chile -dueña de la embarcación-, para su uso.

La nave llamada Orca Yka -de 79,3 metros de largo (eslora) y 15 metros de ancho (manga), permite descargar una jaula completa de 40×40 metros y tratar el piojo de mar que afecta principalmente al salmón Atlántico, por medio de dos tratamientos antiparasitarios: agua dulce y un sistema mecánico desarrollado por Sea Farm Innovations (SFI). Para lo primero, se transporta a los peces en baños de agua dulce, para realizar la eliminación del Caligus y luego su filtrado. La generación de agua dulce se hace a través de plantas de osmosis reversa a bordo de la embarcación. Lo segundo, consiste en un suave lavado mecánico a propulsión, que limpia cada pez con agua de mar limpia en 0,2 segundos, aproximadamente. Sólo hay ocho wellboats con estas características alrededor del mundo.

Adicionalmente, el barco permite el transporte de 450 toneladas de peces vivos y tiene una capacidad de bodega de 2.800 m3 -superando el promedio de 1.000 m3 que tiene la mayoría de este tipo de naves en Chile-, distribuidos en dos bodegas con sistemas de mamparos móviles, que permiten resguardar el bienestar de los peces.

“Para Salmones Camanchaca, la incorporación del Orca Yka a nuestro trabajo en centros es bastante estratégica y se encuentra en línea con nuestro Modelo de Sostenibilidad. Su posibilidad de tratamiento para el Caligus considera los principios de bienestar animal, al permitir que esto se haga de manera respetuosa con los peces, al mismo tiempo que su mayor capacidad de transporte de biomasa, reduce los viajes y, con ello, el eventual impacto en el medioambiente”, destacó Sebastián Balart, Subgerente de Logística.

La embarcación- construida por el astillero noruego Larsnes Mek. Verksted- llegó a Punta Arenas el pasado 10 de mayo y atracó esta mañana en Puerto Montt, desde donde servirá a diferentes centros de cultivos de las regiones de Los Lagos y Aysén, luego de completar su proceso de validación.

“La llegada a Chile del Orca Yka -que es ya el cuarto barco a nuestra flota- concreta un proceso iniciado en 2020, con su construcción, en una búsqueda por aprovechar y potenciar la tecnología disponible, para ofrecer una solución innovadora a la industria. Salmones Camanchaca apostó por el proyecto y nos permitió llevarlo a cabo, y, en ese sentido, es la iniciativa más grande que hemos realizado hasta la fecha”, indicó Ezequías Alliende, Gerente General de Naviera Orca Chile.

Fotografía: Salmones Camanchaca