Recientemente se llegó a un acuerdo en una demanda colectiva contra cinco importantes empresas noruegas de cultivo de salmón. Mowi, SalMar, Lerøy Seafood, Grieg Seafood y Cermaq Group anunciaron este miércoles 25 de mayo que pagarán US$ 85 millones para resolver una demanda de compradores directos en los Estados Unidos, quienes los acusaron de conspirar para fijan los precios del salmón de cultivo que vendían en el mercado estadounidense.

“Si bien todos los Demandados rechazan que exista alguna base para el reclamo y consideran que las quejas carecen por completo de fundamento, todos los Demandados en la demanda colectiva de Estados Unidos relacionada con el caso del comprador directo, luego de un procedimiento de mediación obligatorio, aceptaron una oferta de acuerdo con los compradores demandantes sujetos a la aprobación del Tribunal del Distrito Sur de Florida”, dijeron las cinco compañías en un comunicado de prensa conjunto.

Las compañías “rechazan expresamente las alegaciones relativas al comportamiento anticompetitivo y creen firmemente que las alegaciones antimonopolio carecen de fundamento”, no obstante decidieron llegar al acuerdo “dado que los costos de los litigios en los Estados Unidos son sustanciales, junto con el cronograma de cualquier litigio y el compromiso requerido de amplios recursos internos, sin embargo, se acordó un acuerdo con fines puramente comerciales”, agregando que “el acuerdo no implica ninguna admisión de responsabilidad o irregularidad”.

La demanda se basa en una investigación de la Comisión Europea  sobre «prácticas anticompetitivas sospechosas» en el sector del salmón del Atlántico cultivado en Europa, que se hizo pública por primera vez en febrero de 2019.

Fotografía: Salmón Atlántico, NSC.