En el marco de una de las actividades de reforzamiento de consumo de productos marinos –dado el Mes del Mar- realizada en la Escuela San Carlos de Chonchi, la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas anunció que esperan prontamente incorporar a los “choritos” unas siete a ocho veces al mes, en las minutas alimenticias que entregan diariamente a miles de estudiantes de educación básica y media en la región de Los Lagos y el país.

Así lo señaló la directora regional de Los Lagos, Sarita Carcamo, argumentando que en el marco del convenio que mantienen con Corfo a través de su Programa Estratégico “Mejillón de Chile”, el objetivo es retomar la dinámica que tenían hasta el año 2019 –previo a la pandemia- donde las empresas concesionarias a cargo de la alimentación escolar, entregaban el denominado “mejillón chileno” más de una vez, cómo se realiza actualmente en la programación de este primer semestre de 2020, tras el retorno a las clases presenciales.

“Evidentemente nosotros como Junaeb estamos muy preocupados de poder mejorar las minutas, es un trabajo que hemos hecho desde el 2 de marzo para que cada día estas preparaciones sean más atractivas para los estudiantes, que tengan vinculación regional, que puedan hacer una reactivación económica del mercado que sobre todo se desarrolla acá en la comuna de Chonchi relacionado con el sector mitiilocultor. Nosotros no hemos podido estar presentes durante los dos años de pandemia que tuvimos, dado que estuvimos con el sistema de canastas, pero ahora que estamos con el sistema de alimentación convencional  en todos los establecimientos educacionales adscritos al PAE, tanto jardines infantiles como establecimientos que dependen de la Junaeb, nosotros estamos entregando la alimentación regular que era comúnmente”, sentenció la autoridad regional.

La noticia fue muy bien valorada por autoridades locales, como el alcalde dueño de casa, Fernando Oyarzun quien destacó el aumento en la incorporación de este tipo de productos que son patrimonio gastronómico de la comuna de Chonchi y la provincia de Chiloé. “Fortalecer las minutas de alimentación que se da en cada uno de los establecimientos educacionales y más aun dentro de nuestra comuna de Chonchi, una comuna que es productora, que además procesa los choritos o mejillón como se quiera decir. Creo que esto refuerza esta cadena, sin lugar a dudas, donde los mayores beneficiados son los niños y niñas que a través de la alimentación escolar son favorecidos, ya que el chorito tiene una gran importancia desde el punto de vista de las proteínas y aminoácidos que componen principalmente el producto. En ese sentido, creo que es un producto de muy buena calidad y que además fortalece el quehacer diario de los propios establecimientos educacionales de nuestra comuna de Chonchi, así que muy contento, muy satisfecho con esta actividad, para que, efectivamente, productos locales también se vayan incorporando a las minutas alimenticias en nuestras comunas y por supuesto que sea una política pública”.

En ese mismo sentido se manifestó la directora provincial de Educación, Lorena Romero, quien recalcó la importancia de relacionar la pertinencia de la alimentación que se les entrega a los estudiantes con los entornos donde habitan. “Asi como hablamos de pertinencia curricular, también podemos hablar de pertinencia alimentaria. Si bien es cierto, hoy día los estudiantes están probando un alimento que es típico de Chiloé, que es producido por empresas del rubro de acá de Chonchi, es importante saber interiorizarse en eso, porque es también es el alimento que ellos comen y prueban en sus casas. Esta actividad está enmarcada dentro del mes del mar entonces es muy importante para nosotros como ministerio hacer esta bajada para desarrollar, fomentar e impulsar la pertinencia tanto curricular como también de la parte alimentaria que es importante dentro de los establecimientos educacionales”.

Quienes también alabaron la propuesta de Junaeb, fueron los productores del mejillón chileno o chorito, agrupados en la Asociación de Mitilicultores de Chile (AmiChile) argumentando que para ellos es prioritario el aumento del consumo de choritos en el país, por eso el aumentar la frecuencia en la que se entrega este producto a los escolares es muy positivo y un compromiso que asumen con responsabilidad. “Nosotros estamos contentos de poder participar en este tipo de actividades, que se incentive el consumo de productos del mar porque es importante para los niños, para los adolescentes para su crecimiento, así que estamos felices de poder participar, de que se sigan desarrollando estas actividades, estas iniciativas que permiten que los niños se acerquen más a productos que a veces no comen mucho y que son sanos. También agregar que como industria estamos abiertos a conversar con los colegios y las empresas para poder generar conversaciones que permitan entregar un buen producto de calidad a los colegios y que así la alimentación sea la más óptima para todos” señaló Paula Toro, encargada de Comunicaciones de AmiChile.

Cabe señalar que previo a la pandemia, esta estrategia conjunta permitió que los choritos sean incorporados al Programa Alimentación Escolar de las regiones de Los Lagos, Los Ríos y Valparaíso, beneficiando a más de 310.000 estudiantes de 2.200 establecimientos. Instancia que además permitió que productores de pequeña escala, microempresarios y empresarios de Chiloé que producen el mejillón chileno de la región de Los Lagos comercialicen sus cultivos con las empresas concesionarias que entregan la alimentación en escuelas y colegios de la región y el país.

Fotografía: AmiChile