Desde el 2020, Salmofood viene realizando su ciclo de eventos Conecta, dedicados a generar transferencia de conocimiento colaborativo en la industria acuícola, con el objetivo de estar a la vanguardia en temas que incumben a la salmonicultura. Este año, el evento tiene como lema y tema principal las “Causas y efectos de un mundo cambiante: el impacto directo en el mercado acuícola”.

Materias primas costosas en tiempos de volatilidad extrema es una de las exposiciones que será parte de esta edición de Conecta –que vuelve a ser presencial- y estará a cargo de Antonio Ochoa, quien cuenta con 26 años de experiencia en el sector agroindustrial. Desde el 2006, está involucrado en asesorar, conducir y operar estrategias de administración de riesgos para empresas agroindustriales en América Latina y España.

Además de lo ya mencionado, se ha dedicado por mucho tiempo al manejo integral de riesgos y volatilidad de precios para materias primas en empresas agrícolas, pecuarias, e industriales. Por ello, y previo a su presentación en Conecta, Antonio analiza la situación actual que se viven en el mundo no solo por el COVID – 19, sino también por la guerra en Ucrania.

“Lo que nos deja el COVID es que no todas las economías del planeta de reinsertan a la “normalidad” a la misma velocidad ni con los mismos recursos, y eso nos derivó en una crisis de múltiples vectores que apenas estamos desvelando. Los gobiernos del mundo tienen que mantener economías en crecimiento, con precios estables”, señaló Ochoa.

¿Cómo ves el panorama de los insumos?

Las materias primas e insumos siguen siendo un eje de discordia para el mundo tras el embate pandémico. La política cero COVID en China desprenderá efectos aun no vistos en el desacomodo de abasto y funcionamiento de la cadena de suministro. Los insumos y las materias primas se enfrentan a una necesidad acelerada por movilizarse en medio de muchas incapacidades de hacerlo. Los insumos son caros, la logística complicada y las escaladas de costos me parece que no han visto aun lo peor si nos guiamos por el ascenso de la energía y mercados paralelos.

Sobre el impacto que la guerra en Ucrania tiene en América Latina, Antonio comenta que, a pesar de estar lejos de ese ambiente, esta parte del planeta no está libre de los efectos disruptivos en términos económicos.

¿De qué manera la guerra en Ucrania impacta en el precio de las materias primas?

En general la zona del mar negro, para ponerle nombre a la geografía, es un originador de muchas materias primas desde metales, minerales, energía, fertilizantes y, lógicamente, alimentos varios. El día de hoy, la zona está imposibilitada del abasto sencillo y continuo. Del lado ucraniano por la incapacidad de navegación desde sus puertos. Los rusos tienen tomado el mar negro, y el tema de las sanciones económicas no facilita el libre tránsito de los miles de materias primas que suelen originar.

El impacto será un tema por un tiempo largo. Rusia no baja la guardia, y Ucrania no puede operar libremente en zonas de enfrentamiento. Lo anterior suma a la problemática de los inventarios presentes inmovilizados el hecho que producir nuevos ciclos será una labor incompleta, así que la producción no tiende a más y eso en el contexto inflacionario actual ya es un faltante asegurado que no ayudara a la fluidez y acomodo de materias primas en insumos varios.

Sobre su presentación en Conecta

Antonio Ochoa destaca la realización de este tipo de eventos, pues son excelentes oportunidades para compartir e intercambiar opiniones sobre nuevos caminos y horizontes.

“Será un placer participar de este evento y un honor poder ser el moderador del diálogo desde un monólogo que pretende ser el eje de debate. La verdad revelada no existe, no la tengo, y de hecho nadie la tiene. Sin embargo, una conducción prudente respecto de temas estratégicos siempre ayuda a levantar el nivel de pensamiento”, puntualizó el profesional.

Fotografía: Salmofood