Camila Barría, bióloga marina, máster en Acuicultura y estudiante del Programa de Doctorado en Ciencias de la Acuicultura y jefa de Estudios y Reportes del Instituto Tecnológico para la Mitilicultura (Intemit) asistió al “XLI Congreso de Ciencias del Mar”, con su trabajo titulado “Estudio del ciclo reproductivo de Mytilus chilensis utilizando frotis gonadal”.

En esa línea, la bióloga marina oriunda de Curaco de Vélez, presentó su trabajo, el cual tiene como objetivo analizar el ciclo reproductivo de Mytilus chilensis mediante frotis gonadal, que permita la detección de desoves en las zonas de captación de semilla de chorito.

Para dar cumplimiento a los resultados del estudio, se muestrearon quincenalmente 100 individuos adultos de chorito en el margen sur del estuario del Reloncaví, a los que se les realizó frotis gonadal para la clasificación en cuatro estados: en desove, desove total, en desarrollo y madurez gonadal.

El estudio inició en la temporada del 2020-2021, y como resultado de este, se identificó el primer desove a fines de septiembre con una recuperación gonadal de un mes dando origen a un nuevo desove a inicios de noviembre. La recuperación gonadal de este último desove fue de dos meses después del cual se dio origen a un nuevo desove. Finalmente, se presentaron desoves parciales en otoño.

Durante la temporada 2021-2022, se presentó el primer desove a mediados de agosto, con un adelantamiento de, al menos, un mes con respecto a la temporada anterior.

Los desoves identificados mediante frotis gonadal de ambas temporadas fueron coincidentes con la presencia de larvas en las zonas de captación de semillas, identificadas por el programa de monitoreo y vigilancia sobre la disponibilidad larval de mitílidos para la sustentabilidad de la actividad de acuicultura en la zona sur austral de Chile del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP).

Entre las conclusiones que el estudio de Camila Barría arrojó, estuvo que la metodología de frotis gonadal en reproductores de choritos permitió la obtención rápida de resultados -48 horas-, logrando generar alertas para la captación eficiente de semilla de chorito con al menos 1 mes de anticipación.

Para lograr los óptimos resultados que permitieron a la bióloga marina llegar a estas conclusiones, se recibió apoyo de la empresa socia de AmiChile, Pesquera Apiao S.A.

Es preciso señalar que el Intemit, lleva a cabo este tipo de estudios y reportes, para predecir variables productivas, caídas de rendimientos, captación de semillas, entre otros, generando reportes con curvas de crecimiento e histograma de estadios gonadales que servirán para caracterizar los centros de cultivos y/o zonas de captación.

En ese sentido, Camila Barría hace un llamado a los productores a utilizar estas herramientas predictivas y de análisis de bancos, pues permiten entender y conocer el sistema en que se desarrolla la industria mitilicultora.

“Contamos con una línea de predicción de variables productivas, donde con datos de seguimiento de talla, biomasa y densidad, podemos generar curvas predictivas para los diferentes centros de cultivo de chorito. Además, contamos con la capacidad de análisis gonadal, el que fue presentado en el XLI Congreso de Ciencias del Mar, que nos permite identificar los desoves en las principales zonas de captación de semillas. Sumado a ello, se están desarrollando sistemas de alertas de metales pesados y toxinas marinas, por lo que invitamos a que se acerquen y conozcan sobre lo que Intemit otorga”, comentó la bióloga.

Fotografía: AmiChile.