El Gran Ecosistema Marino de la Corriente de Humboldt está situado en el borde occidental de América del Sur, sobre la plataforma continental de Chile y Perú, y conforma uno de los sistemas socioecológicos más productivos e importantes de los océanos. En este ecosistema se desarrolla una importante actividad pesquera, que es fuente de trabajo y alimento para miles de mujeres y hombres. Sin embargo, la pesca ilegal, la contaminación del mar, así como el cambio climático, amenazan hoy el funcionamiento de este ecosistema y ponen en riesgo la disponibilidad de sus recursos y servicios.

Para afrontar estos desafíos, en el Día Mundial de los Océanos, las autoridades pesqueras y medioambientales de Chile se dieron cita en el evento de lanzamiento oficial del Proyecto Binacional entre Chile y Perú denominado «Catalizando la Implementación de un Programa de Acción Estratégico para la Gestión Sostenible de los Recursos Marinos Vivos Compartidos en el Sistema de la Corriente de Humboldt», también conocido como Proyecto Humboldt II.

El proyecto, que tiene una duración de cinco años y se focaliza en la zona sur del Perú y norte de Chile, es ejecutado por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura de Chile (Subpesca) y el Viceministerio de Pesca y Acuicultura del Ministerio de la Producción del Perú (Produce), e implementado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con cofinanciamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y los Estados de Chile y Perú.

El evento fue inaugurado por el subsecretario de Pesca y Acuicultura, junto con la representante residente del PNUD, la alcaldesa de Caldera, el gobernador de Atacama y el delegado presidencial de la región de Atacama. Con este hito se dio comienzo a una segunda fase de la iniciativa que busca facilitar el manejo pesquero basado en el enfoque ecosistémico y la restauración de ecosistemas en el Sistema de la Corriente de Humboldt; con el fin último de lograr la provisión sostenible y resiliente de bienes y servicios de los recursos marinos vivos compartidos, de acuerdo con el Programa de Acción Estratégico aprobado en 2015 por ambos países.

En la ocasión, se dieron cita más de 80 personas entre pescadores y pescadoras, autoridades, funcionarios y funcionarias públicos, investigadores e investigadoras, representantes de ONGs y del sector privado, quienes conocieron los alcances del proyecto en sus diferentes sitios de intervención, entre ellos Puerto Aldea, Coquimbo, Isla Grande de Atacama, Caldera, caleta Torres del Inca, caleta Chipana, Iquique y Pisagua; y en relación al stock compartido de anchoveta entre Chile y Perú.

Magdy Martinez, representante residente del PNUD en Chile indicó, «la salud del océano es fundamental para la vida de nuestro planeta en cualquier escala. El funcionamiento del planeta entero depende de él… sin océanos saludables no podemos sobrevivir y prosperar. Y los océanos hoy necesitan más que nunca nuestra ayuda, porque nuestras actividades los amenazan y deterioran desde diversos frentes (…)».

Por su parte, el subsecretario de Pesca y Acuicultura de Chile, Julio Salas, expresó que «ambos países vienen trabajando de manera articulada en esta iniciativa desde hace años, por tanto la colaboración binacional en este proyecto será aún más fuerte y valiosa. Nuestro Gobierno tiene un irrestricto compromiso con avanzar efectivamente hacia la sustentabilidad y sostenibilidad de las actividades pesqueras. Todo ello con perspectiva de equidad de género para promover y apoyar el desarrollo y crecimiento de las comunidades costeras en armonía con el cuidado del ecosistema marino».

La alcaldesa de Caldera, Brunilda Gonzalez Anjel señaló que «Conocer las condiciones actuales de nuestros océanos y preservar sus ecosistemas con una visión de futuro es fundamental para la supervivencia humana, no solo como fuente directa de alimentos y de trabajo para miles de mujeres y hombres, sino también por la relevancia en el equilibrio de la naturaleza. Gracias a este proyecto de colaboración institucional será posible avanzar con una mirada de Gestión Estratégica de los recursos vivos del Gran Ecosistema Marino de la Corriente Humboldt (GEMCH)».

El proyecto se enfocará en seis componentes: manejo pesquero sustentable; mejora de la calidad ambiental y gestión marino costera integrada; conservación de la biodiversidad marina; apoyo a la diversificación productiva; seguridad e inocuidad alimentaria; y difusión de experiencias y aprendizajes y enfoque de género. Cuenta con un Comité Técnico conformado por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), el Instituto del Mar del Perú (Imarpe), los Ministerios del Ambiente y Ministerios de Relaciones Exteriores de ambos países y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado del Perú (Sernanp), quienes colaboran en la implementación de las actividades del proyecto.

El coordinador binacional del proyecto, Sr. Mauricio Gálvez, indicó que se trabajará con múltiples actores de ambos países, apoyando la gestión sostenible y ecosistémica de los recursos pesqueros, facilitando el intercambio de experiencias técnicas, promoviendo la investigación científica y creando redes de intercambio y aprendizaje a nivel nacional y binacional.

Para más información del proyecto escribir a: proyecto.humboldt2@undp.org

Fotografía: Subpesca.