Desde el año 1995 la Armada de Chile realiza los Cruceros CIMAR, que permiten a la comunidad científica postular a ser parte de expediciones a zonas costeras y oceánicas de difícil acceso. El presente año, a contar del 13 junio y hasta el 14 de julio, se desarrollará el Crucero CIMAR 26, que se desplazará a más de 4.000 kilómetros de la costa, y en el cual participarán investigadores de dos proyectos liderados por la Universidad Católica del Norte (UCN).

Los Cruceros CIMAR corresponden a un programa del Comité Oceanográfico Nacional (CONA), entidad pública dependiente de la Armada de Chile, que tiene como función asesorar y coordinar a los organismos e instituciones nacionales dedicados a la investigación del océano y sus recursos naturales.

En esta versión del CIMAR, de la UCN participarán Jan Maximiliano Tapia-Guerra, estudiante del Doctorado en Biología y Ecología Aplicada; Francisco Riquelme, estudiante de Biología Marina; Jorge Ramírez, Biólogo Marino y Freddy González, personal de área de mar de la UCN.

Además, se contará con la presencia de Matthias Gorny de OCEANA, entidad con la cual la UCN desarrolla un proyecto en conjunto.

Comunidades biológicas

Los representantes de la UCN desarrollarán estudios referentes a dos proyectos de la Universidad, el primero está enfocado con la “Caracterización de los ambientes y comunidades bentónicas de los Montes Submarinos de la Dorsal Salas y Gómez”, la cual es una iniciativa conjunta de académicos del Departamento de Biología Marina e integrantes del Centro de Ecología y Manejo Sustentable de Islas Oceánicas (ESMOI) de la UCN y Oceana, por medio del cual se busca continuar avanzando en el conocimiento de los hábitats bentónicos y las comunidades biológicas asociadas, en los montes submarinos de la zona occidental de la cordillera o dorsal submarina de las islas Salas y Gómez.

El objetivo es completar inventarios de fauna, estudiar cómo los patrones de biodiversidad cambian a lo largo de la dorsal, y cómo estos se explican a su vez por las variables ambientales. Estas zonas, explicó el Dr. Javier Sellanes López, investigador a cargo del proyecto, “se caracterizan por tener fauna endémica y en algunos casos más de la mitad de las especies que vive ahí son exclusivas de esas zonas. El crucero estará en una de las zonas más remotas del mundo, y se conoce poco de esa fauna, por lo que siempre que vamos encontramos muchas especies nuevas para la ciencia y nuevos registros de especies que son conocidas, pero que se registran por primera vez para esa zona”.

Para ello, se explorarán 12 monte submarinos localizados entre 150 y 650 metros de profundidad, utilizando un robot submarino denominado ROV, perteneciente a la UCN y adquirido mediante un proyecto FONDEQUIP, el que será piloteado por el Dr. Matthias Gorny, colaborador de OCEANA–CHILE, quien grabará la fauna bentónica y los hábitats de cada monte submarino.

Fotografía: Comunicaciones Universidad Católica del Norte