Las comunidades locales serán los actores principales de un inédito proyecto ejecutado por el Ministerio del Medio Ambiente, la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) y Sernapesca, e implementado por FAO. A través del desarrollo de esta iniciativa, se busca avanzar hacia la conservación y el uso sostenible de los recursos marino-costeros para las generaciones presentes y futuras.

El proyecto llamado Gobernanza Marino Costera, tendrá una duración de cuatro años, y ya está trabajando en los territorios junto a las comunidades, específicamente en Raúl Marín Balmaceda, Melimoyu, Puyuhuapi, Puerto Cisnes, Puerto Gala y Puerto Gaviota. Adicionalmente, la otra zona que forma parte de este plan piloto son el área costera de las comunas de Freirina y La Higuera en la región de Atacama y Coquimbo respectivamente.

En ambos lugares se realizarán talleres de capacitación y sensibilización, elaboración de publicaciones, artículos de divulgación científica, memorias de prácticas, manuales de cultivos experimentales, intercambio de experiencias entre las áreas piloto, entre otros.

La iniciativa piloto pretende generar beneficios ambientales globales, además de beneficios socio-económicos. Entre ellos se encuentra mejorar las capacidades de hombres y mujeres que se dedican a actividades pesqueras en comunidades piloto para la implementación de prácticas y tecnologías, así como también ecosistemas marinos costeros con gestión y sistemas de gobernanza fortalecidos para su conservación y uso sostenible. Asimismo, se espera que haya un aumento de sus ingresos asociados al uso sostenible de los recursos y ecosistemas marinos.

Las comunas fueron escogidas por ser sitios representativos de Áreas Marinas de Importancia Ecológica o Biológicamente Significativa y donde se han desarrollado procesos locales y regionales de ordenamiento y/o planificación territorial, tales como microzonificación del borde costero, Plan Regional de Ordenamiento Territorial (PROT) entre otros.

Chile tiene más de cuatro mil kilómetros lineales de costa y los ecosistemas marino-costeros tienen una biodiversidad única y muy importante en el mundo. El país es una potencia pesquera y acuícola a nivel mundial.

En este contexto, el subsecretario Julio Salas, expresó: «Este proyecto es una oportunidad real que seguro nos permitirá, en un futuro cercano, replicar esta experiencia en otras latitudes del país. La conservación de los ecosistemas marinos y el uso sostenible de los recursos marinos requiere que todos los sectores trabajen unidos para proteger, conservar y desarrollar actividades económicas sustentables y sostenibles en el tiempo que aseguren el futuro, desarrollo y bienestar de los pescadores y comunidades que dependen del mar».

Fotografía: Sernapesca.