Representantes de instituciones del Estado, de la academia, de los trabajadores y de las respectivas industrias, además de ONGs; comenzaron a establecer las brechas de los sectores, de la mano de los coordinadores técnicos de la Universidad de Los Lagos, quienes son los llamados a liderar el trabajo ejecutivo del proyecto.

En el caso de la mesa de la salmonicultura, estuvo liderada por los académicos del Centro I-Mar de la Universidad de Los Lagos, Dr. Mauricio Pineda y el Dr. José Luis Muñoz; ocasión en que destacó el diálogo transparente y sincero entre todos los actores, poniéndose sobre la mesa, el siempre complejo equilibrio que tiene la industria, entre lo productivo y lo ambiental.

En la oportunidad no pudieron asistir, por encontrarse participando del AquaForum Patagonia 2022, en la ciudad de Punta Arenas, los líderes gremiales de SalmonChile y del Consejo del Salmón; sin embargo, sí estuvieron representados por sus unidades técnicas.

Para el seremi de Economía, Fomento y Turismo de Los Lagos, Luis Cárdenas, el trabajo de las mesas demuestra que se pueden gestionar las cosas de manera distinta. “Creo que nosotros tenemos que profundizar la descentralización. Esto es un gran avance en ese camino. Y en la medida que sigamos impulsando este tipo de mesas, se contribuirá de manera relevante a que las cosas las hagamos desde las regiones. Así daremos respuesta a los problemas que se generen acá, con políticas públicas construidas desde el territorio”, comentó.

Por su parte, el director regional de Corfo Los Lagos, Gabriel Pérez, señaló que “la dirección regional ha dispuesto para cada una de las mesas programadas para el desarrollo de esta trascendental iniciativa, la experiencia y conocimiento de los ejecutivos técnicos sectoriales participantes en diversos programas estratégicos y territoriales impulsados por Corfo en la región, con tal de facilitar la articulación entre las distintas áreas productivas, con tal de potenciar acciones integrales y coordinadas, para adoptar prácticas sostenibles e inclusivas, incorporando los modelos económicos circulares amigables con el medio ambiente y con la calidad de vida de los habitantes de nuestro territorio; un compromiso que hemos adquirido con el Gobierno Regional y cuya tarea involucra desafíos sociales y económicos que permitan dar un fuerte empuje al desarrollo productivo sustentable y equitativo en el país”.

Fotografía: Pacto por una Región Sostenible e Inclusiva