En abril de este año, Cristian Martinic, asumió como gerente general de la planta de procesos Entrevientos, en la ciudad de Punta Arenas (región de Magallanes), la cual es propiedad de las empresas Blumar y Multi-X.

El ejecutivo cuenta con 25 años de experiencia en la industria, comenzando 1997 en la empresa Multiexport, donde estuvo por 15 años en el área comercial, para luego emprender en un negocio personal, también relacionado a salmón.

Hoy lidera la Planta Entrevientos, la cual es un proyecto que desarrollaron en conjunto Blumar y Multi-X, en que participan por partes iguales. Su construcción comenzó en 2018, y se completó en 2020, con algunos atrasos debido a la pandemia. Sin embargo, a partir del 16 de junio de 2020, comenzó a procesar sus primeros pescados.

En esta planta se invirtió en la tecnología de última generación existente para procesamiento de salmones en esa época para las distintas etapas del proceso, desde la recepción, la calibración, el fileteo, el envasado, congelación, y para el tratamiento de los riles y los desechos.

Fue así que la planta tuvo un costo entre construcción y equipamiento, de USD $60 millones, dando hoy empleo a alrededor de 700 u 800 personas, dependiendo de los volúmenes de cosecha.

Cristian Martinic conversó con los Medios AQUA para contarnos de su reciente ingreso a la gerencia general y de los planes de Entrevientos a futuro.

¿Qué tipo de tecnología es la que utiliza hoy esta planta?

En cuanto a tecnología, es una planta altamente tecnificada, con mucha automatización desde la recepción de la materia prima y el eviscerado, lo que se hace principalmente en máquinas automáticas que le dan mayor productividad y velocidad a las líneas, permitiendo pasar mucho mayor pescado por hora.

Luego tiene alta tecnología en las líneas de filete, con dos líneas de fileteo automático, corte de cabeza automático, una línea que está montada y equipada totalmente con una trimeadora para recortar los filetes y despinar, y la segunda que está por completarse en los próximos meses, con maquinaria que viene en camino. También una capacidad instalada de frío muy importante, tanto para lo que es la congelación de salmón entero, como producto de valor agregado, como filete y porciones.

Entonces hay una gran inversión en equipamiento de los principales proveedores mundiales de estas tecnologías, que están disponibles en Chile, que son Baader en el caso de las líneas, y en todo lo que es sistema de control, sistema de conteo, pesaje, y sistemas informáticos, de Marel.

Esta planta se inauguró hace 2 años, en plena pandemia. ¿Cómo fue el proceso?

Fue muy complejo llegar incluso a la inauguración. La etapa final de la etapa de construcción estaba planificada para estar lista a comienzos de 2020, y hubo muchos desafíos que vencer, tanto por la envergadura del proyecto, que en esta región implicaba grandes desafíos logísticos y también de capacidad de mano de obra calificada para las distintas etapas de construcción, que también hubo que traer de afuera.

Entonces fue complicado llegar a la fecha que se buscaba, pero además tuvimos el desafío de que con la pandemia se extendieron los plazos. Entonces en vez de partir a comienzos de 2020, se tuvo que extender a mediados de ese año, cuando ya la planta quedó terminada y habilitada para proceso.

Entonces fue una etapa altamente compleja porque además estaba toda la presión de tener los peces en el agua ya cercanos a sus pesos de cosecha.

¿Cómo ha sido el proceso de contratación de personal?

Se trata de privilegiar personal de Punta Arenas, no obstante ha sido inevitable traer personas de otras regiones, sobre todo porque en la región de Magallanes esta industria es muy joven, entonces ha sido un poco más complejo conseguir mano de obra calificada, que tenga conocimiento de la manipulación y del trabajo con líneas relacionadas al proceso de salmón.

Entonces hay ciertos puestos que sí han tenido que ser cubiertos por especialistas de otras regiones, pero con la idea de ir formando capital de trabajo acá, calificando a gente local.

En este sentido, el capital profesional en la región se está construyendo, está aumentando, está mejorando año a año, pero efectivamente ese ha sido un desafío importante, por la cantidad de gente que se requiere para procesamiento de estas plantas, que a pesar de tener un alto grado de automatización, también requiere una cantidad no menor de personal para operar estas líneas, y sobre todo lo que es personal indirecto, de apoyo a los procesos.

¿Qué planes a futuro tienen con Entrevientos?

Bueno esta planta procesa lo que es la materia prima y los salmones que cosechan Blumar y Multi-X en la región. Con eso, podemos hablar de que esta planta está procesando entre 35 y 40 mil toneladas anuales de materia prima.

Los programas de crecimiento de las empresas en la región de Magallanes, están de alguna manera imposibilitados de seguir creciendo porque no hay posibilidad de contar con nuevas concesiones. Es debido a esto que estamos trabajando con la posibilidad de incorporar u ofrecer servicios de proceso a alguna de las otras empresas que están presentes en la región.

Probablemente estos no sean contratos anuales, pero sí en períodos del año donde a veces hay peaks de producción y que las plantas de los terceros se ven copadas y con la necesidad de tener que sacar pescado en otras plantas, es poder ofrecerles la posibilidad de traerlo acá, ofreciéndoles el servicio completo, desde el eviscerado hasta el valor agregado y empacado, con la calidad de proceso de Entrevientos.

Fotografía: B2B Media Group