Un importante número de personas, entre las que se encontraban autoridades comunales y regionales de la Araucanía, dirigentes de organizaciones de Pesca Recreativa y Cámaras de Turismo y Comercio de la cuenca del río Toltén, se reunieron para discutir al respecto del desarrollo y reactivación de la pesca recreativa en la cuenca y la sustentabilidad del recurso del salmón chinook.

Durante la bienvenida, los alcaldes Jacqueline Romero, de Pitrufquén, y Baldomero Santos, de Teodoro Schmidt, destacaron la importancia de la pesca recreativa en la cuenca y la región, además de manifestar su preocupación por la situación actual que está sufriendo dicha actividad y el recurso salmón chinook, el cual se ha visto disminuido considerablemente en los últimos años producto de la pesca comercial y la ilegal.

Fue el presidente de la Asociación Nacional de Pesca Recreativa, Paolo Silva, el encargado de dar a conocer el peligro al cual se ve actualmente enfrentada esta actividad turística a nivel nacional, con motivo del proyecto de ley que permitirá la descarga de todas las especies salmonídeas en aguas interiores y en el mar por parte de pescadores artesanales, pudiendo acabar con el recurso en tan sólo un año ya que capturarían principalmente especies en proceso de maduración, según fue informado.

“Si consideramos el tamaño de la flota artesanal sin lugar a duda estamos a puertas del fin de la actividad pesca recreativa desde el Bio-Bio hasta Magallanes, lo que traerá como consecuencia el desempleo de miles de personas en el territorio nacional y perjudicará la actividad de gran parte de los más de 600.000 pescadores recreativos del país”, explicó el dirigente.

Se suma a lo anterior el acuerdo suscrito entre el ministro de Economía Fomento y Turismo, Nicolás Grau, y organizaciones de la pesca artesanal, denominado “20 Medidas de apoyo a la pesca artesanal”, el cual se compromete a evaluar regulaciones que posibiliten la captura acotada de salmón chinook en aguas interiores y mar abierto por parte de pescadores artesanales, continuó el presidente de la Asociación.

Además, Silva hizo notar el escaso retorno de los salmones chinook en la cuenca mediante las intervenciones de los dirigentes de las organizaciones locales de pesca recreativa, turismo y comercio, los cuales ya están sufriendo las consecuencias por la falta del recurso, lo que se hace ver en la falta de pescadores, disminuyendo así el empleo de boteros y guías como también la situación de los pequeños hospedajes, cabañas y camping, los cuales durante las últimas temporadas han tenido sus ocupaciones prácticamente vacías, reflejado también en las bajas ventas del comercio.

Julio Pablaza, presidente de la Cámara de Turismo de Pucón indicó que el turismo en la región de la Araucanía nació de la mano de la pesca recreativa, con la construcción del Hotel Pucón en 1935, y que la situación actual afectará directa e indirectamente a más de 75.000 personas desde La Barra hasta Curarrehue en la cuenca del Toltén. La sustentabilidad del recurso chinook para la pesca recreativa podría incluso permitir aumentar los meses de turismo el cual actualmente es son muy estacionarios.

Previo al cierre de la jornada las autoridades se comprometieron a detener el proyecto de ley en los artículos que permiten la descarga de los salmonídeos por parte de los pescadores artesanales. Entre ellos, Ricardo Senn, en representación del gobernador regional, se comprometió organizar una reunión entre senadores y diputados de la región y los representantes de las organizaciones, destacando “que no se puede votar una ley sin que la ciudadanía sea escuchada”, considerando que las decisiones no pueden ir en contra de las políticas de desarrollo de la región, siendo el turismo uno de sus pilares.

Fotografía: Paolo Silva