Considerar a los animales como seres sintientes, es decir, que tienen la capacidad de experimentar cosas, o sea, de poder vivenciar lo que pasa, es el objetivo de la iniciativa, iniciada en una moción, que comenzó a estudiar la Comisión de Medio Ambiente.

La propuesta legislativa (boletín 14993) modifica el Código Civil para suprimir de la categoría de las cosas corporales muebles a los animales y considerarlos como seres sintientes.

Ello, con el fin de otorgar protección, respeto y bienestar a los animales. Asimismo, establecer los lineamientos de aquellas actividades permitidas y prohibidas frente a esta nueva regulación.

En la sesión, participaron Ignacia Uribe y Cristián Apiolaza, representantes de la ONG Vegetarianos Hoy que, desde la sociedad civil, vienen impulsando el cambio legal.

“No son muebles”

La directora de la ONG dijo que, desde 2015, promueven la idea de que los animales “no son muebles”. En tal plano, buscan un estatus jurídico que reconozca su sintiencia, visión respaldada ampliamente por la ciudadanía en diversas en encuestas.

Explicó que, según los avances científicos, los animales tienen sustratos necesarios para la conciencia, junto a la capacidad de exhibir comportamientos con intenciones. Es decir, sentir dolor, placer, estrés, miedo y dolor.

En tanto, Cristián Apiolaza indicó que en la experiencia comparada varios países ya han cambiado sus legislaciones e, incluso, sus Constituciones, para reconocer a los animales como seres sintientes.

El director legal de Vegetarianos Hoy destacó que, con esta ley, los animales estarán protegidos por estatutos especiales. Así, se regularán por el Código Civil en todo lo que sea pertinente. Por otra parte, se mantiene el régimen patrimonial, es decir, no dejan de ser propiedad de alguien.

La diputada Daniela Cicardini (PS), principal promotora de la iniciativa, expresó que adecuar la legislación implica un nuevo trato mínimo con los animales, que son seres sintientes que experimentan el dolor y el sufrimiento. Estimó necesario un debate profundo, porque existe una demanda de las nuevas generaciones y existe legislación comparada al respecto.

Por su parte, el diputado Diego Schalper (RN) dijo apoyar el proyecto. Pero consideró que se debe aclarar bien que no son cosas y, si cambia o no, el régimen de dominio. Igualmente, alertó que crear una categoría nueva en el Código Civil puede generar efectos.

Transición socioecológica justa

La instancia también inició el estudio del proyecto de ley que regula el proceso de transición socioecológica justa hacia la carbono neutralidad. Adicionalmente, la iniciativa (boletín 15147) modifica la Ley 19.300, sobre Bases Generales del Medio Ambiente.

El objeto de la normativa es regular el proceso de transición social, ambiental, energética y económica en el marco de los compromisos y necesidades de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, como también de protección de sumideros y ecosistemas.

La idea es que este proceso sea justo y equitativo, abordando los ciclos de producción y consumo. Además, considerando las necesidades socioecológicas de las comunidades, localidades y grupos vulnerables que le conforman.

Define la transición socioecológica justa como el proceso por el cual los diversos actores y sectores de la sociedad acuerdan un proceso para poder dar término a una actividad contaminante, transformarla y/o crear nuevas actividades económicas. De tal modo, se realizará una transición a un estado mejor, en que se apliquen medidas sociales, ambientales, energéticas y económicas, con acciones de mitigación y adaptación al cambio climático, como también para preservar, restaurar y/o reparar ecosistemas.

En la sesión, participaron Sara Larraín, de Chile Sustentable y Javiera Lecourt, de ONG Ceus Chile. Ellas manifestaron su respaldo a la moción porque avanza en criterios para implementarla. Además, hicieron algunas propuestas de mejora.

Ejecutivo

También expuso la ministra del Medio Ambiente, Maysa Rojas, quien se refirió a la implementación del “Comité Interministerial para la Transición Socioecológica Justa” y el proceso de descarbonización.

Dijo que, como Gobierno, están promoviendo un empoderamiento colectivo y participativo de la sociedad chilena para iniciar un proceso de transformación. Este estará enfocado en el bienestar de las personas.

En una primera instancia, elaborarán una estrategia para las zonas en transición, antes denominadas zonas de sacrificio. En este marco se considerarán Tocopilla, Mejillones, Huasco, Concón-Quintero-Puchuncaví y Coronel, que son zonas que consideran cierre de termoeléctricas a carbón.

Fotografía: Cámara de Diputadas y Diputados