La norma de carácter general 461, emitida el pasado 12 de noviembre por la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), tiene el objetivo de incorporar nuevas exigencias en materia de sostenibilidad, de carácter general y ambiental a las empresas, generando nuevos desafíos a la hora de reportar sus estándares de sostenibilidad. Así lo señaló Solange Bernstein, gerenta de la División Política Financiera de la CMF quien, en el marco del seminario: “De la teoría a la acción: profundizando en la NCG 461”, organizado por Deloitte, UNEP FI, Universidad Finis Terrae y la Bolsa de Santiago, donde también manifestó que “la CMF espera que las entidades divulguen información de calidad al mercado, que permita a los usuarios de esa información medir la sofisticación de la gestión y su comprensión de su negocio en un entorno de cambio global”.

Posterior a la ponencia de la representante de la CMF, se dio lugar a un panel de expertos compuesto por el director del área de Sostenibilidad, Cambio Climático y Riesgos Estratégicos de Deloitte, David Falcón; la gerente de Relaciones Corporativas y Sostenibilidad de la Bolsa de Santiago, María Gloria Timmermann; y el gerente de Sostenibilidad de Salmones Camanchaca, Alfredo Tello, quien comentó que el principal desafío que muchas empresas enfrentarán al reportar lo exigido por la NCh 461 por primera vez será lograr reportar cerca de 300 nuevos indicadores en plazos que para muchos pueden ser muy exigentes.

En el encuentro se conversó que la vigencia de la norma 461 se hace de manera gradual, y para el período 2024 (reporte 2025) ya todos los actores tendrán que sumarse, para ello, el representante de la industria salmonera definió una serie de recomendaciones a la hora de gestionar el cumplimiento de la norma y dejó claro que “la sostenibilidad tiene que ser verificada, solo decirlo no contribuye a generar confianza”.

“Es clave, y en nuestro caso ha sido de gran importancia, un muy fuerte liderazgo para dirigir este trabajo. Uno puede estructurar la sostenibilidad de distintas maneras en su organización dependiendo de diferentes factores. En nuestro caso, ha servido mucho tener una unidad de sostenibilidad especializada, que se encarga de coordinar y liderar con las diferentes áreas de la compañía», comentó Tello.

Así también, señaló que la integración y automatización de la información juega un rol clave. “Nosotros en particular, nos dimos cuenta de eso, y estamos trabajando con el área de transformación digital para ir automatizando tareas. Es decir, no queremos tener un departamento dedicado a transcribir datos y a verificar todas las áreas, sino que tenemos que generar procedimientos automatizados. Ese es un desafío que tienen que asumir todas las compañías”, detalló.

Por último, y respecto de los objetivos de la compañía, comentó que, con la división de Salmones Camanchaca, ya desde hace un par de años tomaron la decisión voluntaria de cumplir con los requisitos de la CMF y junto a este cumplimiento de los estándares, han consolidado el aprendizaje que esperan replicar en la compañía.

“Creo que tenemos muy buen soporte en nuestra división para poder contribuir a ayudar a las otras áreas. Nos estamos preparando, estamos partiendo con anticipación, vamos a hacer el Kick Off la próxima semana de ese proceso, así que esperamos traspasar conocimiento muy rápido a las otras divisiones” finalizó.

Fotografía: Salmones Camanchaca.