Respondiendo al llamado del Gobierno, la Pesca Industrial del Biobío amplió su programa Banco de Alimentos del Mar a los albergues de invierno para personas en situación de calle que funcionan en la región. Así durante los meses de julio a septiembre, doce centros de acogida recibirán merluza común y jurel para apoyar la alimentación de cerca de 250 personas.

Serán unas 8 mil raciones mensuales de pescado que los Pescadores Industriales del Biobío entregarán durante los meses de invierno a estos establecimientos, lo que se suma a las 26.500 raciones que el Banco de Alimentos del Mar dona mensualmente, desde abril de 2020, a más de 3 mil adultos mayores que residen en 72 hogares de Larga Estadía dependientes del Estado en las Regiones del Maule, Ñuble, Biobío y Araucanía.

El lanzamiento de estas entregas se llevó a cabo este martes al mediodía en el Albergue 24 Horas 3 de la Corporación Sempiterno, ubicado en Hualpén, centro que tiene capacidad para acoger a 20 personas. La actividad contó con la presencia del seremi de Desarrollo Social del Biobío, Hedson Díaz; del jefe de División de Desarrollo Social y Humano del Gobierno Regional, Simón Acuña; de la directora ejecutiva de la Corporación Sempiterno, Loreto Vidal, y de la presidenta de los Pescadores Industriales del Biobío, Macarena Cepeda. Todos ellos compartieron el almuerzo junto a un grupo de usuarios del albergue.

El Banco de Alimentos del Mar es una iniciativa de las empresas pesqueras Blumar, Camanchaca, FoodCorp, Landes, PacificBlu y Orizon que nació durante la pandemia por Covid-19 para ir en apoyo de adultos mayores vulnerables que viven en residencias dependientes del Estado o de Instituciones sin fines de lucro. Este contempla toda la logística y coordinación necesaria para proveer de los productos directamente a la puerta de cada establecimiento. En 27 meses de funcionamiento el programa ya supera las 755 mil raciones distribuidas, lo que implica facilitar el acceso a un alimento de alto valor nutritivo; un objetivo similar cumplirá en estos 12 albergues ubicados en las comunas de Talcahuano, Concepción, Tomé, Coronel, Lota, Curanilahue, Los Álamos y Cañete.

Colaboración

“Acudimos al llamado que nos hizo el Gobierno, a través de Desarrollo Social, pues como productores de alimentos saludables y de calidad, estamos convencidos de que, en un momento tan delicado en que los habitantes de la Región enfrentan no solo un crudo invierno, sino que también una difícil situación económica, esta ayuda será fundamental”, sostuvo la presidenta de los Pescadores Industriales del Biobío, Macarena Cepeda.

Por su parte, el seremi de Desarrollo Social, Hedson Díaz, afirmó que “la alianza público-privada es fundamental en la construcción social; en ese contexto es que el Gobierno ha dispuesto de albergues para las personas en situación de calle. Hoy tenemos 28 dispositivos a nivel regional en el Plan Protege y estamos muy agradecidos de la colaboración de la Pesca Industrial en esta alianza que permitirá contar con productos del mar a disposición de las personas en situación de calle. Eso aliviará el bolsillo de nuestros ejecutores en la administración de los recintos y, por ende, mejorará las condiciones en otros aspectos. Lo más importante también es que no solo son beneficiados estos albergues, sino que también nuestros Eleam”.

Loreto Vidal, directora ejecutiva de la Corporación Sempiterno, manifestó que “no es solo ahora que los Pescadores Industriales del Biobío vienen a darnos este aporte, sino que desde hace ya varios años. Esto nos permite asegurar dos o tres veces a la semana alimentación de excelente calidad para poder entregar pescado en todas sus versiones, frito, croquetas, etc. Cuando estamos en la sociedad civil, es responsabilidad de todos aportar”.

Fotografía: Pescadores Industriales del Biobío