La actividad se enmarca en la estrategia de fiscalización de desechos establecida por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, y tiene el objetivo de hacer presente la responsabilidad de las empresas titulares de concesiones de acuicultura, en el mantenimiento de la limpieza y el equilibrio ecológico de la zona concedida y sectores aledaños.

En este sentido, la implementación de acciones a realizar debe tender a evitar la generación de residuos y de esta forma contribuir a la sostenibilidad de la acuicultura.

Las difusiones se realizan directamente a los titulares de centros de cultivo y a sus operarios, mediante afiches informativos que se confeccionaron y fueron enviados por correo electrónico, con foco especial en las regiones: Maule, Biobío, La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos, Aysén y Magallanes.

Los esfuerzos como Servicio están direccionados a crear conciencia sobre los impactos que produce la acumulación de desechos en el medio ambiente marino, y contribuir al cumplimiento normativo de las empresas. Lo anterior, luego de detectar 54 casos con incumplimientos al art. 4b) del Reglamento Ambiental para la Acuicultura. Cabe recordar que en cuatro de ellos no se realizaron las acciones para subsanar el incumplimiento, es decir, los desechos no fueron retirados en su totalidad, por lo que Sernapesca denunció a los centros a las autoridades competentes.

Fotografía: Sernapesca