En octubre del año pasado, la Asociación de Comunidades Indígenas de Coronel (región del Bíobio), ingresaron una solicitud de Espacio Costero Marino de Pueblos Originarios (ECMPO) denominado “Butanmapu”, la cual fue acogida a trámite y firmada por el subsecretario de Pesca y Acuicultura (s), Paulo Sepúlveda.

Debido a esto, como comentaron en su minuto desde el Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero A.G. (Condepp), “todos los trámites de concesión marítima, acuicultura y áreas de manejo de la zona costera de Coronel están paralizados debido a una solicitud de espacio marino que hicieron tres comunidades indígenas de la comuna y que la ley considera prioritaria”. Hoy ese conflicto ya está resuelto.

Este caso no es único. Numerosos han sido los conflictos que por años se han dado por el uso del borde costero en el cual se desenvuelven diversas actividades culturales y productivas, como son el uso que le den los pueblos originarios o para festividades religiosas; con la salmonicultura, pesca artesanal, mitilicultura, cultivo de algas, recolección de orilla, turismo, entre otros.

Para evitar que esto siga ocurriendo, es que existe una herramienta llamada Zonificación de Borde Costero (ZBC), que por definición de la Subsecretaría de Fuerzas Armadas, “es el proceso de ordenamiento y planificación de los espacios que conforman el Borde Costero del litoral, que tiene por objeto definir el territorio y establecer sus múltiples usos, expresados en usos preferentes, y graficados en planos que identifiquen, entre otros aspectos, los límites de extensión, zonificación general y las condiciones y restricciones para su administración”.

La historia sobre el proceso para la ZBC

La regulación del borde costero se encuentra contenida en el D.F.L. N° 340 de 1960, “Ley sobre Concesiones Marítimas”, el cual entrega al ministerio de Defensa Nacional, Subsecretaria para las Fuerzas Armadas, “el control, fiscalización y supervigilancia de toda la costa y mar territorial de la República y de los ríos y lagos que son navegables por buques de más de 100 toneladas”.

Tiempo después de creado ese D.F.L., se hizo insuficiente para abordar todos los desafíos que plantea la interacción de los diversos elementos culturales y productivos, por lo que se necesitó que el Estado definiera una política general con instrumentos de planificación que permitieran un desarrollo armónico de todas las actividades que se realizan en el borde costero. De esta manera, se creó la Política Nacional de Uso del Borde Costero (PNUBC), aprobada mediante Decreto Supremo N° 475 de 1994.

Luego, en 1997, durante el gobierno del ExPresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle, se encomendó a los Intendentes Regionales a través del Instructivo Presidencial Of. Nº 1,  para que de acuerdo a sus propias realidades elaboraran un “Estudio de Zonificación de los Sectores Costeros”, además de constituir las “Comisiones Regionales de Uso del Borde Costero”, las cuales siguen vigentes hasta el día de hoy.

Sin embargo, de ese llamado el resultado fue que solo dos regiones pudieron tener una zonificación que está vigente hasta el día de hoy (con el Decreto Supremo respectivo), y que sin embargo fue elaborada con una metodología piloto que no entregó criterios para establecer el mejor uso en el análisis del establecimiento de Concesiones Marítimas (CCMM), según informan desde la Gobernación Regional de Los Lagos.

Las regiones que lograron concretar la ZBC fueron las de Aysén y Coquimbo, y lo hicieron gracias a Convenios entre los respectivos Gobiernos Regionales, la Agencia de Cooperación Alemana (GTZ) y el programa Más Región (Unión Europea), que brindaron recursos humanos y financieros.

Luego entre 2007 y 2010 se desarrolló el Programa de ZBC Regional, con el Convenio de Cooperación entre SS.FF. AA., Subdere y los Gobiernos Regionales, que permitió disponer de los recursos financieros para continuar con la tarea del ordenamiento territorial de las regiones costeras del país, lo que significó el desarrollo de los 14 diagnósticos situacionales del borde costero y la propuesta de microzonificación preliminar en todas las regiones.

Continúe leyendo el reportaje haciendo clic aquí.

Fotografía: B2B Media Group