Un total de 600 trabajadores de la empresa Salmones Antártica S.A. se capacitaron en herramientas relacionadas con liderazgo, comunicación, trabajo en equipo, inocuidad alimentaria, entre otros temas. Dichas capacitaciones estuvieron a cargo de OTEC Chinquihue, filial de Fundación Chinquihue, y se llevaron a cabo los días sábado 23 y 30 de julio.

En concreto, los cursos ofrecidos fueron “Liderazgo” y “Programa prerrequisitos y sistemas integrados HACCP”, los que se impartieron en dependencias del complejo educacional San Crescente de la ciudad de Castro, Chiloé.

René Cárdenas es gerente de Administración y Recursos Humanos de Salmones Antártica S.A, quien indicó que “nosotros todos los años tenemos que realizar una capacitación de temas, básicamente técnicos, asociado a todo lo que dice relación con el PAC (Programa de Aseguramiento de Calidad)”, que es un estándar para empresas de productos pesqueros y acuícolas de exportación. “Afortunadamente las actuales condiciones sanitarias de la pandemia nos entregó la posibilidad de realizar estas capacitaciones de manera masiva, como se venía realizando cada año”, complementó.

Los dos últimos años, la empresa se vio en la obligación de realizarlas de forma interna y en sus dependencias. En ese sentido, prosiguió Cárdenas, “el objetivo de estas capacitaciones consiste en cumplir con la normativa legal y, además, estamos incorporando algunas otras materias, que a veces son un poco diferentes, temas legales, manejo de personal, etc.”.

El representante de la empresa explicó que el grueso de los beneficiarios son operarios y supervisores de la Planta de Procesos que Salmones Antártica S.A. posee en la ciudad de Chonchi. Se trata de trabajadores que se desempeñan en el área de filetes, frigoríficos, empaque, acopio, mantención, entre otros. “Es prácticamente toda la planta”, concluyó.

Marta Márquez proviene de Chonchi y trabaja hace 15 años en Salmones Antártica S.A. como pimbonera, que son quienes se dedican a extraer las espinas de los pescados.

La trabajadora consideró que las capacitaciones fueron “buenísimas, diferentes a las capacitaciones que hemos tenido anteriormente”. Márquez también destacó la calidad de los relatores. “Las clases fueron entretenidas y la verdad es que necesitábamos una nueva capacitación. Nos faltaba refrescar un poquito los temas de las buenas prácticas”.

Las capacitaciones finalizaron con una entrega de certificados por parte de la empresa para cada uno de los 600 participantes.

Fotografía: Fundación Chinquihue