Con la firma de 19 dirigentes pesqueros de la zona y representantes de sindicatos, agrupaciones, cooperativas y transporte, el sector de la pesca artesanal recordó que 1 de agosto, Conaf publicó la Resolución 338/2022 que establecía los objetos de conservación de la Reserva Nacional Kawésqar. Este acto puso en entredicho el proceso de creación del Plan de Manejo de la Reserva, instancia en la que los hombres de mar han participado activamente.

[NOTA PREVIA] La breve historia de la resolución que formalizó los objetos de conservación de la Reserva Nacional Kawésqar

«Y si bien, luego de que nuestro reclamo se hiciera público, Conaf suspendió la resolución señalada, las confianzas se han dañado irreversiblemente. Por ello, no creemos que sea posible continuar con el proceso bajo el alero de una Corporación que de manera inconsulta  emite una resolución cuyo contenido sería parte de una discusión amplia en el marco del plan de manejo. Nuestra desconfianza no es solo en el procedimiento», señala el texto.

Agregan que Conaf es una organización cuya misión es el manejo sostenible de los recursos forestales y temas asociados a estos. Por ello, poseen nulos conocimientos y experiencia en materia de oceanografía, manejo de recursos hidrobiológicos, ecología marina y de actividades económicas del mar como lo es la pesca artesanal, la acuicultura, el transporte marítimo, la actividad portuaria, etcétera. «Entonces, no podemos confiar en su idoneidad técnica, base fundamental para un plan de manejo adecuado y pertinente».

«Con estos antecedentes y sumado a que no existe en el país una Reserva Nacional cuya protección considere el área marítima-costera, desde la pesca artesanal de la región de Magallanes, concluímos que la Reserva Nacional Kawésqar es un experimento inaceptable de planificación y administración del borde costero de la región», manifestaron.

No obstante, los pescadores artesanales de Magallanes reconocen la necesidad de proteger el mar, ya que de esto depende también el futuro de sus recursos. «Por ello proponemos avanzar decididamente en la recategorización de la Reserva Nacional  Kawesqar en el Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos (AMCP-MU) Kawésqar».

Los motivos que los lleva a la propuesta de un AMCP – MU son: i) permite la coexistencia  armoniosa de diversas actividades como la pesca, acuicultura, el turismo, la investigación  científica, la conservación, actividades culturales, etc. ii) la gobernanza de un AMCP – MU  está radicada en una organización público – privada, facilitando el diálogo para construir el plan de manejo y de administración. En tercer lugar y como resulta obvio, se trata de una categoría de protección pensada y diseñada para la zona costera marítima.

Recategorizar la Reserva Nacional Kawesqar a un AMCP-MU no es una propuesta nueva. Según se consigna en el acta N° 1/2018 del Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, la Ministra de Bienes Nacionales de la época, al referirse al resultado final del proceso de consulta indígena, señala que las comunidades solicitan la creación de un AMCP-MU en la parte marítima de la Reserva Nacional Alacalufes. Además, explica que la Presidenta Bachellet “manifestó interés de que pueda crearse un AMCP-MU”.

Las experiencias de las AMCP-MU son positivas. En el caso de la decretada en Rapa Nui, su administración está compuesta por seis miembros de dicho pueblo, elegidos por votación popular y otros cinco representantes del Estado. «Sin ir más lejos, nuestra región tiene también experiencia en este tipo de categorías de protección. El AMCP– MU Seno Almirantazgo desde su formulación ha considerado a la pesca artesanal, permitiendo la compatibilidad de las medidas de conservación con la Ley General de Pesca y Acuicultura, así como la  obligatoriedad de coordinación entre el Ministerio del Medio Ambiente con la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura».

A través de un AMCP-MU es también posible otorgar al Gobierno Regional de Magallanes mayores facultades para su administración, siendo este un tema de alta importancia para  su manejo en el largo plazo. En efecto, dentro de las nuevas facultades de los Gobiernos Regionales se encuentran la presidencia de la Comisión de Uso del Borde Costero.

El Gobierno Regional de Magallanes ha señalado que iniciará un nuevo proceso de zonificación del borde costero de la región. Una actividad de mucha importancia que podría verse sobrepuesta con el plan de manejo de la actual Reserva Nacional Kawesqar. Así, es muy probable, que usos preferentes o exclusivos resultantes de la zonificación se vean limitados por el proceso de planificación de Conaf, una organización de derecho privado que depende el Ministerio de Agricultura.

«Por ello, consideramos que la recategorización de la Reserva Kawésqar en un AMCP-MU le debe otorgar facultades de administración al Gobierno Regional de Magallanes, dando coherencia a los sistemas de planificación y ordenamiento territorial, descentralizando las  decisiones sobre los usos del territorio», reiteran los dirigentes.

«Nuestra posición está con el desarrollo del litoral de Magallanes, queremos que las actividades económicas en nuestro borde costero sean sustentables y consideramos que, trabajando bajo estándares adecuados, todos los actores podemos convivir en nuestro extenso mar interior. Cumplir con esto requiere de la regionalización de las decisiones sobre los usos del borde costero y la participación de los actores que vivimos de él», concluyen.

Fotografía: Archivo Conaf.