La necesidad de ser mucho más conscientes con el medio ambiente, es un tema que une de manera transversal a diversos actores de la mitilicultura regional. Y por lo mismo, valoran el ejercicio que está llevando a cabo el Pacto por una Región Sostenible e Inclusiva, con diversas mesas de trabajo, que justamente van delineando brechas, desafíos y compromisos para el sector.

“La mirada que se le está dando a la actividad, en los ámbitos económico y social; y con los impactos que tiene en lo ambiental, con el fin de ser mucho más sustentable, es algo que nos debe convocar a todos. Por eso estamos acá, creemos que tenemos que avanzar en estos temas, de ser mucho más conscientes con el medio ambiente”, sostuvo René Vera, presidente de la asociación gremial de acuicultores de Queilen.

Por lo mismo, Vera advierte de una amenaza que no es tan notoria, pero que está presente en muchas caletas. “Es un tema que se da en caletas pequeñas como la nuestra, donde aparte de mitilicultura hay mucha pesca artesanal; y en ellas, no se está atendiendo con la responsabilidad debida el tema de los hidrocarburos. Faltan puntos de acopio, a donde sea fácil llevar los hidrocarburos, para que luego se puedan trasladar hasta donde quienes tengan la función de reciclar eso…. Hoy vemos las boyas, y el plumavit en la playa, pero no así el hidrocarburo; que sólo lo vemos en el mar, y muchas veces resulta invisible; pero es un tema que debemos atender con urgencia”, apuntó.

AmiChile

Para la gerente de AmiChile, Yohana González, hay brechas y desafíos que ellos ya identificaron en el primer Acuerdo de Producción Límpia (APL) de la industria. “Lo que se mostró en cuanto a brechas ambientales es básicamente lo que se hizo en el APL del 2019, y que ya tiene algunos resultados. El proceso de certificación, por ejemplo; lo hicimos hace algunos meses y no hemos difundido el resultado aún, porque está en proceso de revisión por parte de los diferentes actores que participaron; pero el tener la oportunidad de agregar los desafíos que emanan del APL para nosotros es súper relevante. Ahora quizás hay que acotarlos, y centrarse en aquellos que necesitan un trabajo más profundo, como los residuos, por ejemplo; pero pensando esa gestión de residuos en un concepto más amplio. Creemos que es importante reducir el volumen de residuos, pero incorporando tecnologías y buenas prácticas”.

En la misma línea, cree que la investigación y la innovación son clave para avanzar. “Esta la necesidad de investigar, para reemplazar aquellos insumos que son más contaminantes, como los cabos, que hoy los vemos en las playas lamentablemente; y hay que ver cómo los reemplazos por otros. Y lo mismo sucede con los envases que se utilizan en las plantas, en fin. Hay desafíos importantes ahí”.

“Por otro lado está la innovación, en el sentido de seguir buscando opciones para la valorización de residuos, con foco en aquello que es lo más importante para nosotros, como son las conchillas y orgánico. Y si bien existen opciones a nivel nacional o internacional que uno pudiese importar; vemos que hay otras opciones, como darle una vuelta a la disposición de las conchillas en los suelos, entregándole propiedades a los suelos, con las características que hay que cumplir evidentemente, o la posibilidad de disponer las conchillas en el mar. Pero para eso hay que avanzar en investigación, ver si es posible o no… Para nosotros el concepto de sostenibilidad está basado en temas de residuos en general. Reducir, reemplazar y valorizar”, concluyó González.

Fotografía: Pacto por una Región Sostenible e Inclusiva.