Si bien la Organización Mundial de la Salud (OMS) mantiene la emergencia sanitaria internacional por COVID-19, su Director General dejó claro que se vislumbra el fin de la pandemia, por lo que muchos países han comenzado una importante apertura en sus medidas de prevención, a los cuales se sumó Chile.

La decisión fue tomada considerando que en los últimos siete días ha bajado la tasa de contagios un 32,6%, y en los últimos seis meses, un 77%. Además la positividad se ha mantenido bajo el 10% durante los últimos diez días.

Asimismo la tasa de mortalidad ha alcanzado a nivel nacional valores de 3,1 por 100.000 habitantes, lo que implica un descenso de un 81% desde marzo. Sumado a esto, el porcentaje de utilización de camas críticas Covid-19 es del 7% a nivel nacional.

Por último ha influido que Chile tiene una población altamente vacunada, habiendo sido administradas más de 62.4 millones de dosis, con una cobertura de la población mayor de 18 años de más del 94% con esquema primario, 88% con refuerzo y un 73% con la cuarta dosis. En niños el porcentaje con esquema primario llega al 89%.

Los cambios anunciados

  • Con respecto a las mascarillas: Se mantendrá uso obligatorio para quienes acudan a establecimientos de salud de cualquier tipo. Asimismo se recomienda mantener su uso en personas que cursen síntomas respiratorios; en visitas a centros de larga estadía; y transportes colectivos, públicos y privados.
  • Vacunación: Se continuará promoviendo activamente la inoculación en la población, especialmente en los grupos rezagados. Además se incorporará al Programa Nacional de Vacunación (PNI) la nueva vacuna bivalente (COVID-19), dirigida a grupos de riesgo, como una estrategia anual.
  • Pase de movilidad: Se descontinuará la exigencia del Pase de Movilidad.
  • Aforos: Se eliminan las limitaciones de aforo en espacios abiertos y cerrados, en estos últimos se recomienda mantener la ventilación cruzada.
  • Fronteras: Se mantendrán las medidas de control del nivel de Alerta 1 asociadas al plan. Por ejemplo, no habrá restricción de viajes; el aislamiento se realizará acorde a la normativa sanitaria general para un caso confirmado; Se solicitará certificado de vacunación o PCR negativo máximo 48 horas previo al viaje (para viajeros no residentes). Al ingreso al país se mantendrá un testeo aleatorio solamente a residentes, pero se reducirá de un 10% a un 5% de los viajeros.

Para mayores detalles, descargue el documento completo al respecto de la apertura.

Fotografía: Archivo