Desde el Puerto de Antofagasta, zarpó el 23 de septiembre el buque científico Abate Molina para un crucero de 45 días que abarcará entre el límite norte del país y los 26°S y hasta una distancia de 100 mn de la costa, en el marco del XXV Crucero Regional Conjunto, coordinado por la Comisión Permanente del Pacífico Sur (CPPS)

La ejecución del crucero está a cargo del Departamento de Oceanografía y Medio Ambiente (DOMA) del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) y el jefe de crucero en su primera mitad es el oceanógrafo Hernán Reyes, y en la segunda será la Dra. Jessica Bonicelli. Este realizará una prospección del recurso anchoveta en la zona, para la evaluación del stock desovante, información relevante que levanta IFOP para el manejo pesquero, y, por otro lado, en un aspecto científico, recopilará información oceanográfica en el marco del XXV crucero regional conjunto coordinado por la CPPS.

Hernán Reyes explicó “El objetivo del crucero regional conjunto de la CPPS, donde participan en forma coordinada Colombia, Ecuador, Perú y Chile; es obtener información oceanográfica y meteorológica en el Pacífico sudeste en los meses de septiembre y octubre. Con ello se obtiene un completo monitoreo de las condiciones oceanográficas de una extensa área marítima en el marco del estudio de El Niño, proceso regional que se encuentra en su fase fría La Niña”.

El oceanógrafo agregó que “los resultados de este crucero internacional y regional conjunto, se presentarán en un informe preparado por los cuatro 4 países, que serán presentados por el delegado de Chile (IFOP) a los representantes nacionales de cada país que componen el Comité Científico Regional ERFEN de la CPPS. Este encuentro está programado para realizarse en diciembre próximo en la ciudad de Santiago de Chile”.

En el crucero bio-oceanográfico participan 16 profesionales, entre investigadores y técnicos, para ejecutar un intenso plan de muestreo en oceanografía física, química y biológica que completará un total de 142 estaciones oceanográficas y 799 estaciones de muestreo de huevos de anchoveta

Entre las actividades de oceanografía destacan el muestreo de las variables físicas temperatura y salinidad hasta una profundidad máxima de 1000 m y el muestreo de agua a diversas profundidades para análisis de oxígeno, clorofila, nutrientes y fitoplancton. En la componente biológica se realiza un intenso muestreo de zooplancton y fitoplancton. En forma complementaria se realiza una prospección acústica de recursos pelágicos y el registro de datos meteorológicos. También se realiza el avistamiento de mamíferos marinos, por personal especialmente dedicado a ello, durante todos los días del crucero, cuando las condiciones de mar lo permiten. La recalada final del B/I Abate Molina se espera para el día 5 de noviembre en Valparaíso.

Fotografía: IFOP