El parlamentario por el distrito N°26, Alejandro Bernales Maldonado, informó que el proyecto de ley que tiene como propuesta mayor transparencia a las salmoneras en relación al uso de antibióticos y sanciona económicamente a estas empresas por escapes, se encuentra actualmente en una Comisión Mixta, donde se están resolviendo algunas diferencias entre ambas Cámaras.

«La verdad es que lo ideal hubiese sido no presentar este tipo de proyectos desde la perspectiva del escape de salmones. Esto porque me parece de toda lógica que si los estándares de prevención fuesen los correctos, este tipo de situaciones jamás debiesen ocurrir. Pero lamentablemente como la autorregulación es débil, tuvimos que recurrir a una “solución” legislativa. De esta manera queda la cancha rayada, y a través de sanciones elevadas se genera una precaución para que estos escapes no se repitan. Una locura, pero algunos funcionan por miedo a la multa», explicó el parlamentario.

«Por otra parte, me parece correcto que las empresas puedan transparentar los procesos de cultivo de los salmones. Es un estándar que da seguridad en cuanto al origen del producto que estamos consumiendo y obliga a las empresas a cumplir con las normas adecuadas de cara a sus clientes», añadió el diputado.

El congresista comentó que el proyecto se encuentra actualmente en una Comisión Mixta, agregando que «creo que pronto tendremos el proyecto de regreso a Sala, donde podremos dar nuestra mirada final de esta iniciativa parlamentaria de la cual soy una de sus autores, y la que ha recibido el aporte de muchos diputados y diputadas».

Escape de salmones 

El diputado mencionó que detectaron a dos tipos de comunidades que acusaron un efecto nocivo por este tipo de eventos. Los primeros fueron recolectores de orilla y los buzos mariscadores, «que manifestaban su preocupación por el daño que podrían provocar estas fugas entendiendo que estos salmones podrían alimentarse de especies que recolectan estos trabajadores y eso podría mermar su economía familiar. Por otra están los pescadores artesanales que al capturar estos salmones no sabían exactamente qué hacer con ellos. Muchos nos reportaron que fueron multados por comercializar estos salmones en algunas caletas mercados. Por este motivo en la ley dejamos en claro el rol de los pescadores en la tarea de la recaptura de los salmones escapados. Ahora pueden actuar como un apoyo para la empresa que sufra de estas fugas».

El parlamentario fue enfático en decir que la salmonicultura y otras industrias pueden seguir creciendo siempre y cuando se adapten a los desafíos que el mundo exige. «El cuidado del medio ambiente es la base para los desafíos que tenemos como humanidad. Las industrias que no estén alineadas con estos desafíos ya están siendo castigadas por los mismos consumidores. El futuro de la industria es sostenible o simplemente no lo es. Las diversas empresas lo saben y han puesto su foco en aquello invirtiendo en investigación y tecnología. Me ha tocado conocer algunos casos muy adelantados en este sentido y eso hay que destacarlo».

Fotografía: Diputado Alejandro Bernales