Camila Barría Cárdenas, investigadora, máster en Acuicultura y actual estudiante del Doctorado en Ciencias de la Acuicultura de la Universidad Austral de Chile (UACh) Sede Puerto Montt, participó en la Conferencia sobre los Sistemas de Afloramiento de Borde Oriental (EBUS): Pasado, Presente y Futuro & Segunda Conferencia Internacional sobre el Sistema de Corrientes de Humboldt que se celebró en Lima, Perú.

La científica expuso el póster titulado “Spatio-temporal evolution of harmful algal blooms in Chile: a review of 65 years records”, el cual entregó una revisión detallada sobre la ocurrencia de eventos FAN en el Pacífico Suroriental (Chile) analizando las FAN tóxicas, y las capaces de generar daños en peces (ictiotóxicas/daño mecánico/disminución de oxígeno, entre otros).

Según indicó la investigadora, las Floraciones Algales Nocivas (FAN) – que dependiendo del organismo causante y de sus impactos se han clasificado en FAN no tóxicas, tóxicas y FAN ictiotóxicas o capaces de generar daño mecánico en peces-, representan un problema a nivel mundial y desafortunadamente han presentado un aumento aparente en la frecuencia, intensidad y distribución geográfica en diferentes latitudes.

Ante esto surgió la necesidad de realizar una búsqueda bibliográfica tanto en base de datos de revistas científicas tales como ISI Web of Science y el análisis de datos de los programas gubernamentales de monitoreo, tales como el Programa Nacional de Vigilancia y Control de Fenómenos Algales Nocivos, del Ministerio de Salud; el Programa de Manejo y Monitoreo de las Mareas Rojas en el Sistema de Fiordos y canales de Chile, del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP); las bases de datos de toxinas del Laboratorio de Toxinas Marinas, de la Universidad de Chile, e información del Instituto Tecnológico del Salmón y los boletines del Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) sobre el monitoreo de centros de cultivo de salmones.

A su vez, también se realizó una búsqueda en la prensa escrita y noticias en páginas relacionadas con marea roja, que han mencionado eventos FAN en el país, lo cual arrojó que en Chile las especies involucradas se encuentran mayormente representadas por dinoflagelados (52%), diatomeas (33%) y silicoflagelados (10%), con un total de 41 especies y/o géneros descritos en la literatura.

Se registró un total de 501 eventos FAN en Chile, donde 240 (47.9%), 238 (47.5%), 14 (2.7%), 8 (1.5%) y 1 (0.2%) eventos fueron causados por diatomeas, dinoflagelados, silicoflagelados, rafidófitas y haptófitas, respectivamente.

Del mismo modo, pero en lo que respecta a las regiones en que se han registrado un mayor número de especies que han causado eventos FAN, la investigación indicó que Los Lagos, Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo, Magallanes y Antártica Chilena, Atacama, Coquimbo y Antofagasta con 29, 23, 16, 8, 7 y 5 especies FAN, respectivamente.

Se observó un aumento aparente en la frecuencia de los eventos FAN desde el primer registro en 1956, con un máximo de 46 eventos durante el año 2017 y 2019. El número de eventos por región fue de un total de 201, 147, 101, 14, 12, 10 y 2 eventos, en las regiones de Aysén (41%), Los Lagos (30%), Magallanes (21%), Atacama (2.8%), Coquimbo (2.4%), Antofagasta (2%) y Arica (0.4%), respectivamente.

Camila Barría señaló que el porcentaje de incidencia mayor en peces es provocado por el grupo de los silicoflagelados, rafidófitas y haptófitas (23 eventos), donde 10 eventos provocaron mortalidades en salmones con un porcentaje de incidencia de un 43.4%.

“A diferencia de lo observado en diatomeas y dinoflagelados, los eventos asociados a estos grupos son menos frecuentes, pero con un porcentaje de incidencia con mortalidades en peces mayor”, comentó.

Durante los últimos 65 años, las FAN han experimentado una tendencia aparente de extensión de la distribución de Sur a Norte. Sin embargo, la identificación de los eventos se encuentra estrechamente asociada a las zonas donde se produce gran parte de la acuicultura del país y que, por tanto, puede presentar sesgos debido a que la mirada y monitoreo es mayor en estas zonas.

“Se observa que el aumento aparente de los eventos FAN se encuentran asociados a un mayor aumento de los monitoreos posterior a eventos importantes (e.g posterior a evento FAN 2016). También hay un desconocimiento fuerte sobre algas nocivas en todo el sistema de la corriente de Humboldt chilena, lo que sugiere que existen temas necesarios de abordar en las regiones como Atacama y Coquimbo, pero no excluye todo el extremo norte de nuestro país”, añadió

“Lo que está actualmente documentado, muy probablemente subestima la cantidad de floraciones que han ocurrido en fiordos y canales, particularmente aquellas que provocan impactos económicos menores para los pescadores artesanales y el sector salmonicultor y mitilicultor”, concluyó Barría.

El presente trabajo fue posible gracias al Proyecto FIPA 2020-15: Determinación y Caracterización de Floraciones de Algas Nocivas, Etapa I: Microalgas Nocivas para las Especies Hidrobiológicas y la Acuicultura.

Fotografía: Doctorado Acuicultura Uach