“Todavía es difícil creer que haya una guerra en curso en Europa en 2022. La situación en Ucrania sigue siendo extraordinaria y desgarradora. No tenemos nada en contra de los rusos comunes, pero no queremos contribuir a la economía rusa mientras el estado ruso utilice sus recursos para librar una guerra en Ucrania. Es por eso que estamos excluyendo los ingredientes de alimentos de Rusia de nuestro alimento para salmón. La decisión se basa en un amplio diálogo con nuestros proveedores de alimentos desde el comienzo de la guerra”, dice Andreas Kvame, director ejecutivo de Grieg Seafood ASA.

“Esta es ante todo una cuestión ética. Sin embargo, desde una perspectiva comercial, también es arriesgado mantener los ingredientes rusos en nuestras cadenas de suministro, ya que a los consumidores les preocupa cada vez más cómo se obtiene el alimento para peces. Tanto la industria del salmón, como otras industrias de proteína animal, necesitan encontrar materias primas para piensos con menos riesgo en otros lugares”, continúa.

Los productos de soja y colza de Rusia se han utilizado hasta el final del segundo trimestre en la alimentación noruega de Grieg Seafood. No se han utilizado ingredientes rusos en el pienso canadiense de la empresa.

Grieg Seafood felicitó al proveedor de nutrición acuícola BioMar por el liderazgo que ha demostrado al dejar de abastecerse en Rusia y Bielorrusia. Para los proveedores que todavía se abastecen de estos orígenes, la exclusión se basa en un principio de balance de masa. En algunos casos, se introducen materias primas de nuevos orígenes para acomodar la decisión.

La exclusión también se aplica a los ingredientes para nutrición de Bielorrusia, ya que el país ha participado en los esfuerzos de guerra rusos.

Fotografía: Grieg Seafood.