Durante la jornada del 19 de octubre, en el cruce de Primera Angostura del Estrecho de Magallanes, la Autoridad Marítima desplegó un operativo de fiscalización involucrando medios de la Gobernación Marítima de Punta Arenas y la Capitanía de Puerto de Primera Angostura.

De esta manera, dentro de las actividades planificadas para el control de la Ley 20.000, servidores navales de Policía Marítima de la Capitanía de Puerto de Punta Delgada, con apoyo del binomio canino “Max” de la Gobernación Marítima de Punta Arenas, realizó una fiscalización preventiva a los vehículos y pasajeros que se embarcaron y desembarcaron de los transbordadores, cumpliendo los protocolos establecidos para este tipo de procedimientos.

El cruce de Primera Angostura es el principal punto de conexión marítimo-terrestre con Tierra del Fuego, siendo la principal línea de sostenimiento logístico tanto para camiones de carga como traslado de pasajeros para el sector nacional como argentino de la isla.

Durante los controles efectuados a los pasajeros de los vehículos en transbordadores, el can no detectó presencia de sustancias ilícitas, realizando su tarea de inspección en los distintos niveles de plataformas e inspección de equipajes, contando con la colaboración de las distintas personas involucradas.

El Capitán de Puerto de Punta Delgada, Suboficial Mayor Litoral Claudio Villarroel Gutiérrez, señaló que “de esta manera la Autoridad Marítima se encuentra operando constantemente en resguardo de la seguridad e intereses territoriales, aportando al desarrollo nacional y el accionar del Estado en zonas estratégicas y aisladas de nuestro territorio nacional”.

Fotografía: Directemar