Los equipos de fotoperiodo utilizados en la industria acuícola generan alta temperatura durante su funcionamiento debido a que la energía utilizada se disipa en forma de luz y de calor. Para prolongar la vida útil de los LEDs y sus características de radiación, sin perder eficiencia durante todo el ciclo productivo, es clave contar con un manejo apropiado de la temperatura y poder disiparla.

Para mantener la temperatura dentro de los rangos de operación óptimos recomendados por cada fabricante de LEDs, la lámpara del sistema Prylight 600 W de Enerpry cuenta con un cuerpo o chasis que cumple la función de disipador, ya que está fabricado en aluminio de alta pureza.

Además, las lámparas del sistema Prylight 600 W utilizan el agua para disipar la temperatura residual de los LEDs. El propio cuerpo de aluminio transfiere rápida y eficientemente la temperatura al exterior de la lámpara. El agua de mar, donde se sitúan los centros de cultivo, siempre se encuentra por debajo de los 10 °C, por lo cual la transferencia térmica es acelerada.

Este mecanismo permite asegurar  y mantener la temperatura de juntura de los LEDs dentro de los parámetros recomendados por el fabricante para asegurar el flujo luminoso a lo largo del ciclo de cultivo completo y más.

Si quieres conocer más de nuestra tecnología, visítanos en www.enerpry.com/lamparas-de-fotoperiodo

Fotografía: Enerpry