Consecuentemente, la empresa ha elevado sus previsiones de utilidades para todo el año a un rango de DKK 960-1.000 millones. Impulsados por una sólida venta en el negocio de alimentos para acuicultura, combinado con los buenos resultados de la recientemente adquirida AQ1 en el negocio de alimentación automatizada, los ingresos de BioMar aumentaron un 45% en comparación con el tercer trimestre de 2021.

El significativo aumento de los ingresos se debió principalmente al alza de precios de mercado de las materias primas y, en cierta medida, a la evolución de las divisas. Los ingresos del año hasta la fecha ascendieron a DKK 12.887 millones, frente a DKK 9.256 millones en el mismo período de 2021.

«Para hacer frente a las consecuencias de la pandemia, seguidas de la guerra en Ucrania y nuestra salida de Rusia, nuestra organización se ha centrado en mejorar la excelencia comercial y operativa. Desarrollar nuestros procesos y crear valor a partir del análisis de datos es más importante que nunca para contrarrestar los efectos inflacionarios en nuestros costos. Nos hemos dedicado a crear eficiencias en nuestra cadena de suministro, a la vez que trabajamos con nuestros clientes diseñando nuevas soluciones para las relaciones comerciales existentes y nuevas. Todavía no estamos en un nivel de rentabilidad normal, pero estamos avanzando en la dirección correcta», comenta Carlos Díaz, CEO del Grupo BioMar.

Los ingresos siguen siendo afectados por la falta de ventas de Rusia y de sustitución de las materias primas de Rusia/Bielorrusia. Sobre la base de los resultados comerciales del tercer trimestre y la mejora de las perspectivas para el resto del año, BioMar ha elevado su previsión de utilidades para 2022 al rango de DKK 960-1.000 millones, desde el rango de DKK 910-960 millones.

Al considerar el negocio no consolidado, que comprende los negocios de alimentos para acuicultura en Turquía y China junto con las empresas asociadas, BioMar sigue presentando una evolución positiva, alcanzando DKK 49 millones de utilidades después de impuestos en el tercer trimestre, frente a los DKK 36 millones en el tercer trimestre de 2021, con buenas perspectivas hacia el final de 2022.

«El mundo que nos rodea sigue siendo muy volátil, pero creo firmemente que concluiremos 2022 con una nota positiva. Ha sido un año en el que, a pesar de los desafíos, hemos conseguido ampliar nuestro negocio junto a la empresa líder mundial en alimentación inteligente, AQ1, y estamos avanzando en los planes de desarrollo del negocio en diferentes geografías. Seguimos teniendo el reto de menores volúmenes en algunos países y un mercado volátil de materias primas y energía, pero hemos visto una capacidad impresionante en nuestra propia organización y de nuestras relaciones comerciales para innovar en nuevas formas de hacer negocios y desarrollar productos», concluye Carlos Díaz.

Fotografía: Grupo BioMar.