Para avanzar un paso más en la cadena productiva de su actividad de pesca extractiva, dándole mayor valor agregado a su trabajo, los integrantes del Sindicato de Trabajadores Independientes de Buzos a Pulmón y Auxiliares de Buzos, solicitaron apoyo a la empresa pesquera Corpesca para obtener equipamiento semi industrial que les permita preparar y vender platos preparados y obtener mayores ganancias colectivas.

Un total de 32 asociados de este sindicato son quienes se verán beneficiados con el completo equipamiento para procesos de alimentos donado por la pesquera, para el desarrollo de las actividades culinarias de la agrupación y sus familias.

El aporte incluye una cocina industrial de dos quemadores, dos fondos y una olla industriales, además de un mesón de trabajo, todos de acero inoxidable.

La entrega se concretó en dependencias de la planta Corpesca, hasta donde llegó un grupo representativo de la agrupación, quienes agradecieron el gesto de la empresa, que les da la oportunidad de seguir creciendo como organización sindical, a partir de esta actividad comercial gastronómica.

Ignacio Castillo, presidente del sindicato recordó que esta implementación les permite darle un valor agregado a los productos que extraen a diario del mar. “Nosotros nos entrevistamos con Pedro Moreno, el gerente de Corpesca acá en Arica, quien nos recibió amablemente y nos abrió las puertas a establecer este vínculo que hoy se concreta con esta donación, que para nosotros es muy importante, porque actualmente se ha reducido mucho la extracción de mariscos, entonces poder generar ingresos por la vía de la venta de platos preparados, nos ayuda a mejorar los ingresos”, explica el dirigente.

Según explica Castillo desde hace un tiempo están desarrollando actividades de fin de semana para beneficio de los asociados y sus familias, lo que incluye la preparación de platos únicos. “Hasta ahora nos conseguíamos cocinas y utensilios entre los mismos asociados, con este aporte podremos industrializar más la producción de platos preparados y dar un mejor servicio”.

Para el gerente de la Base Arica de Corpesca, Pedro Moreno, este aporte constituye parte de un programa de acercamiento que se desarrolla desde hace varios años con grupos de recolectores de orilla, que están en el borde de las dependencias de la planta desarrollando su actividad extractiva.

“Esta ayuda que entregamos hoy corresponde a un programa que hemos denominado Sala de Procesos Familiares, que tiene como objetivo permitirles mejorar sus ingresos a partir de una mayor elaboración de los productos que recolectan los buzos y luego preparan sus familias para la venta. En este caso es la primera vez que donamos elementos de cocina semi industrial a esta agrupación, con lo que completamos siete entregas de aportes de similares características a un total de cuatro organizaciones que trabajan en el borde costero de nuestra planta”, explica el representante de Corpesca, quien además recordó que estas donaciones también están insertas en un programa de vinculación comunitaria, “porque nosotros tratamos que nuestros vecinos se desarrollen en la medida de lo justo”, concluye Pedro Moreno.

Fotografía: Corpesca