En un comunicado emitido el viernes 18, recién pasado, Cooke Aquaculture Pacific se refirió a la orden del Departamento de Recursos Naturales de Washington de no renovar dos arrendamientos de piscicultura de trucha arcoíris en Rich Passage frente a Bainbridge Island y frente a Hope Island en Skagit Bay.

Al respecto la firma dijo que se sintió decepcionada al enterarse de que “el Departamento de Recursos Naturales de Washington ha optado por ignorar la ciencia y prohibir la acuicultura comercial de peces de aleta con jaulas en terrenos acuáticos de propiedad estatal”.

En este sentido explican que “la orden es miope y la postura del comisario hace caso omiso de los amplios análisis científicos y de las sentencias judiciales que determinan que no hay impactos ambientales adversos significativos derivados del cultivo en el mar”.

Cooke Aquaculture Pacific comentó que desde el desafortunado colapso de un sistema de jaulas de acero en una piscifactoría en Cypress Island en 2017, han trabajado de manera colaborativa y transparente con las agencias reguladoras para identificar áreas de mejora e implementar procesos de regulación y monitoreo para asegurar que nuestras operaciones cumplan y superen los más altos estándares.

Las agencias, explicaron, han trabajado con Cooke para reelaborar sus permisos, aumentar la transparencia en las operaciones de Cooke e implementar la supervisión de terceros en forma de revisiones de ingeniería independientes de sus instalaciones. “Estamos orgullosos de las relaciones que hemos establecido con el personal de las agencias y de los progresos que se han hecho en los últimos cinco años para mejorar las operaciones. El análisis científico ha demostrado que el cultivo de peces de aleta en Puget Sound es compatible con los peces salvajes, y creemos que es una forma necesaria de producción local de alimentos y de creación de empleo. Es descorazonador que estas oportunidades hayan sido desechadas por el DNR”.

“También nos ha sorprendido escuchar a la Comisaria Franz mencionar en sus comentarios de hoy que ha mantenido conversaciones con Cooke con respecto a la acuicultura en tierra.  No nos hemos reunido con la Comisaria sobre este asunto. Cooke Aquaculture Pacific se centró en nuestros criaderos de trucha arco iris y en Salish Fish, nuestra empresa conjunta con la tribu Jamestown”.

Concluyeron el comunicado comentando que en este momento, Cooke sigue centrada en sus empleados en el estado de Washington y en cómo apoyarlos a la luz de esta abrupta decisión.

Fotografía: Cooke Aquaculture