La economía circular es agregar valor a un subproducto que habitualmente es desechado, para que pueda contribuir a otro proceso o industria. Hoy el silo – el líquido resultante de los salmones muertos tratados en los centros de cultivo y con su pH estabilizado -, se utiliza como materia prima para generar Bioamino-L, una enmienda orgánica que reactiva la microbiología de los suelos, mejorando la alimentación de las plantas e impactando positivamente en su crecimiento y desarrollo.

Este producto es el resultado de años de investigación, los cuales permitieron estandarizar un proceso para rescatar proteínas y aminoácidos del salmón desde el silo y de esta forma, generar productos de nutrición vegetal. En 2013, la filial de Fiordo Austral, Aminochem, comenzó a comercializar estos productos, que hoy ya tienen una importante participación de mercado en Chile, Uruguay, Bolivia, Colombia, Ecuador, México, EE. UU. y China.

Hoy, este mismo producto es el que está llegando a cientos de agricultores de Chiloé, Cochamó y Hornopirén gracias a la alianza realizada con los equipos de Mowi, Multi X, Salmones Austral, Salmones de Chile y Ventisqueros. Para eso, se gestionó una actividad donde se explica el proceso circular que permite la generación del Bioamino-L, se muestran los estudios realizados para medir el impacto del producto en la alimentación vegetal, detallando el correcto uso doméstico.

Al finalizar, todos los asistentes reciben una botella especial de litro de Bioamino-L, para probar su potencia en cultivos, huertos y plantas.

En varias instancias, el Agente del Departamento Técnico I&D Zona Sur Aminochem, Manuel Contreras Cifuentes, ha conversado con los asistentes, destacando que “la economía circular que promovemos, al utilizar el silo de los centros de cultivo de salmón, es más que revalorizar los subproductos de la industria. Generamos procesos más sostenibles y este tipo de actividades nos permiten llevar estos beneficios a nuestros vecinos y trabajadores de la industria, contribuyendo con nuevas alternativas para la agricultura del mañana”

Fotografía: Fiordo Austral