El Programa Austral Patagonia de la Universidad Austral de Chile presenta un nuevo informe que muestra la distribución de la actividad acuícola dentro de las Áreas Silvestres Protegidas (ASP) del Estado, en la Patagonia chilena. En particular, el estudio caracteriza las concesiones acuícolas existentes en la porción marina de siete parques y reservas nacionales en las regiones de Aysén y Magallanes, según su estado de tramitación, tipo de cultivo y empresa titular. Asimismo, da cuenta de las solicitudes de relocalización de concesiones hechas al interior de las ASP.

“Las amenazas que ejerce la acuicultura intensiva sobre los ecosistemas marinos de las áreas protegidas, vuelve urgente la tarea de definir e implementar medidas concretas para la mitigación y prevención de sus impactos, partiendo por el ordenamiento de esta a actividad. Para contribuir a ello es que realizamos este estudio basado en información oficial, que presenta un panorama claro sobre la distribución de la actividad acuícola, y en especial de la salmonicultura, al interior de las Áreas Silvestres Protegidas del SNASPE, arrojando cifras verdaderamente preocupantes”, señaló César Guala, director del Programa Austral Patagonia de la Uach.

El estudio “Caracterización de las concesiones acuícolas ubicadas en la porción marina de Áreas Silvestres Protegidas”, en efecto señala que -a agosto del año 2021- las Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE) registran un total de 545 concesiones de acuicultura, 411 otorgadas y 134 en trámite, la mayoría de ellas correspondientes al cultivo de salmones. Al respecto, la información oficial de la Subsecretaria de Pesca y Acuicultura muestra que las reservas nacionales Las Guaitecas, en la región de Aysén, y Kawésqar, en la región de Magallanes, son las que poseen mayor presión de parte de la actividad acuícola. En el primer caso, se trata de una reserva que posee 121 Áreas Apropiadas para el ejercicio de la Acuicultura (A.A.A) y 337 concesiones exclusivamente de salmones, distribuidas a lo largo de toda la reserva (3 de ellas están fuera de una A.A.A). En el caso de la Reserva Nacional Kawésqar, en tanto, se registran en su interior 44 A.A.A y un total de 182 concesiones localizadas principalmente hacia el este del área, predominando el cultivo de salmones con 130 concesiones.

que muestra la distribución de la actividad acuícola dentro de las Áreas Silvestres Protegidas (ASP) del Estado, en la Patagonia chilena. En particular, el estudio caracteriza las concesiones acuícolas existentes en la porción marina de siete parques y reservas nacionales en las regiones de Aysén y Magallanes, según su estado de tramitación, tipo de cultivo y empresa titular. Asimismo, da cuenta de las solicitudes de relocalización de concesiones hechas al interior de las ASP.

“Las amenazas que ejerce la acuicultura intensiva sobre los ecosistemas marinos de las áreas protegidas, vuelve urgente la tarea de definir e implementar medidas concretas para la mitigación y prevención de sus impactos, partiendo por el ordenamiento de esta a actividad. Para contribuir a ello es que realizamos este estudio basado en información oficial, que presenta un panorama claro sobre la distribución de la actividad acuícola, y en especial de la salmonicultura, al interior de las Áreas Silvestres Protegidas del SNASPE, arrojando cifras verdaderamente preocupantes”, señaló César Guala, director del Programa Austral Patagonia de la Uach.

El estudio “Caracterización de las concesiones acuícolas ubicadas en la porción marina de Áreas Silvestres Protegidas”, en efecto señala que -a agosto del año 2021- las Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE) registran un total de 545 concesiones de acuicultura, 411 otorgadas y 134 en trámite, la mayoría de ellas correspondientes al cultivo de salmones. Al respecto, la información oficial de la Subsecretaria de Pesca y Acuicultura muestra que las reservas nacionales Las Guaitecas, en la región de Aysén, y Kawésqar, en la región de Magallanes, son las que poseen mayor presión de parte de la actividad acuícola. En el primer caso, se trata de una reserva que posee 121 Áreas Apropiadas para el ejercicio de la Acuicultura (A.A.A) y 337 concesiones exclusivamente de salmones, distribuidas a lo largo de toda la reserva (3 de ellas están fuera de una A.A.A). En el caso de la Reserva Nacional Kawésqar, en tanto, se registran en su interior 44 A.A.A y un total de 182 concesiones localizadas principalmente hacia el este del área, predominando el cultivo de salmones con 130 concesiones.

En términos más amplios, el 45% de las concesiones acuícolas otorgadas en la región de Aysén, y el 68% en el caso de la región de Magallanes, están en la porción marina de las áreas silvestres protegidas (ASP), lo cual refleja el aumento sostenido de la actividad acuícola en aguas protegidas, así como su expansión hacia la zona sur de la Patagonia durante la última década.

Fotografía: Programa Austral Patagonia de la Universidad Austral de Chile