En una fiscalización para verificar stock en plantas de proceso previo al inicio de la veda de la centolla, que en la región de Aysén comienza el 1 de diciembre y se extiende hasta el 31 de enero, detectamos el abastecimiento de centolla bajo el tamaño mínimo legal y almacenamiento de locos, recurso que actualmente se encuentra en veda.

La inspección se llevó a cabo en una comercializadora ubicada en Puerto Aguirre, donde cursamos dos citaciones e incautamos 28.1 kilos de centolla y 17.6 kilos de locos. La centolla fue donada en la misma localidad a adultos mayores en situación de vulnerabilidad, mientras que el loco, por orden de la Autoridad Sanitaria, no pudo ser donado y quedó en poder de Sernapesca a disposición de lo que resuelva el Juez.

“Es muy importante respetar las medidas de administración como la veda, la talla mínima, las cuotas, entre otras para asegurar la recuperación de los recursos y que la actividad pesquera sea sustentable en el tiempo. En nuestra región son cientos las personas que viven de la pesca artesanal, que comercian pescados y mariscos, que procesan estos recursos y los invitamos a todos y todas a desarrollar la actividad dentro de la normativa vigente,” concluyó Jorge Padilla, director regional (s) de Sernapesca Aysén.

Fotografías: Sernapesca.