Feller Rate confirma clasificación de solvencia de Multi X

Jul 8, 2024

No obstante, las presiones inflacionarias y logísticas han impactado en la estructura de costos.

La clasificadora de riesgo Feller Rate ratificó en “A-“ la clasificación de la solvencia de Multiexport Foods S.A. (Multi X) y mantuvo sus acciones en “Primera Clase Nivel 2”. La clasificación considera un perfil de negocios “Adecuado” y una posición financiera “Satisfactoria”.

Asimismo, toma en cuenta la clasificación en “Primera Clase Nivel 2” de las acciones, la cual refleja la combinación entre su posición de solvencia y factores como la liquidez de los títulos y aspectos de gobiernos corporativos, de transparencia y de disponibilidad de la información del emisor, entre otros.

La compañía participa en el ciclo completo de la producción de salmónidos, desde la genética y reproducción, hasta las etapas de procesamiento y comercialización, siendo su principal producto el salmón Atlántico.

La generación operacional de la compañía está alineada con la industria en la que participa, que se ha visto fuertemente influenciada por los precios promedio de mercado del salmón Atlántico y los costos inherentes al ciclo operacional, además de otros factores tal como los riesgos climáticos y fitosanitarios que impactan directamente el proceso productivo.

Resultados

A marzo de 2024, los ingresos consolidados registraron un decrecimiento de 19,3% respecto al mismo trimestre de 2023, alcanzando los US$165,5 millones, debido principalmente al menor volumen cosechado y vendido, sumado a la baja del precio de venta gatillado por el menor precio de mercado de referencia.

En cuanto a los costos y gastos operativos, a la misma fecha, se registró una disminución de 14,0% anual debido al menor volumen de biomasa procesado que requiere menos recursos. No obstante, el costo ex farm por kg WFE presentó un alza explicada por el menor peso promedio de cosecha, el aún alto precio del alimento para peces y las presiones inflacionarias que impactan en los servicios e insumos utilizados que se reconocieron en resultados del primer trimestre dado el desfase por el ciclo de vida del salmón.

La generación de Ebitda ajustado, a marzo de 2024, alcanzó los US$6,3 millones, por debajo de lo exhibido a marzo de 2023 en 80,5%. Ello, asociado con lo expuesto anteriormente concerniente a la baja en los ingresos por sobre el de los desembolsos del periodo. Con todo, el margen Ebitda ajustado de Multi X  se situó en un 3,8%, menor al 15,8% del mismo trimestre anterior, alineado con las presiones que se han observado en la industria.

A diciembre de 2023, se observó un crecimiento de los pasivos financieros de 18,3% anual alcanzando los US$270,4 millones, mientras que, a marzo de 2024, ascendieron a los US$286,4 millones con un 5,9% de crecimiento respecto al cierre de 2023. Cabe destacar que, a pesar de las amortizaciones que ha realizado Multi X, el alza sostenida de su stock de deuda se encuentra asociado a giros en las líneas de crédito de la compañía debido a las mayores necesidades de capital de trabajo. Esto se evidencia en la cada vez mayor proporción de obligaciones financieras en el corto plazo, pasando de un 29,1% en 2021 a un 64,2% al primer cuarto de 2024.

La base patrimonial de la empresa posee un comportamiento variable asociado con los resultados de última línea exhibidos por la entidad, además de un exigente reparto de dividendos que alcanza en ciertos periodos hasta un 80% de las utilidades líquidas del periodo anterior. Así, el leverage financiero alcanzó las 0,7 veces a marzo de 2024, superior a las 0,6 veces obtenidas a diciembre de 2023, debido a un efecto conjunto entre un menor patrimonio afectado por las pérdidas del ejercicio 2023, y un mayor stock de deuda financiera. En cuanto a los indicadores de cobertura, durante los primeros tres meses de 2024, el ratio de deuda financiera neta sobre Ebitda ajustado alcanzó la 5,1 veces (3,3 veces al cierre de 2023) y la cobertura de gastos financieros fue de 2,1 veces (3,4 veces a 2023), encontrándose desalineados de su actual categoría de riesgo.

Al primer trimestre de 2024, la entidad poseía una liquidez calificada como “Satisfactoria”. Ello, en atención a un nivel de caja y equivalentes por US$42,5 millones, una capacidad de generación de fondos de la operación anualizado de US$29,8 millones y vencimientos de deuda financiera en el corto plazo por US$184,1 millones, de los cuales una parte relevante tiene carácter de revolving y tienen asociados pagos de amortizaciones por US$22,4 millones anuales.

Perspectivas

Sin embargo, “el cambio en las perspectivas desde “Estables” a “Negativas” responde a las presiones sobre la estructura de costos de la compañía, principalmente asociadas a la escalada en los precios de los alimentos como respuesta a diversos factores, tales como las presiones inflacionarios y logísticas (considerando el extenso proceso productivo de 18 meses), el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania que dispararon el precio de ciertos commodities, además de la temporada de pesca pelágica en Perú que delimita los precios de la harina y aceite de pescado en la zona”, afirma la clasificadora.

“Lo anterior se ha traducido en un deterioro de los márgenes operacionales de la entidad, con una profundización en el primer cuarto de 2024; escenario que se mantendrá en el corto plazo y con una recuperación que presenta diferentes fuentes de incertidumbre tanto en su extensión como en su relevancia”, destaca Feller Rate.

A lo anterior se suma la incorporación de deuda en el último periodo, asociada a mayores exigencias de capital de trabajo, presionando los indicadores crediticios, por lo cual se espera que ante una evolución favorable de los márgenes se registre una disminución de las obligaciones financieras.

Además, la clasificación incorpora los fundamentos tras la oferta de la industria, sin crecimiento relevante para el corto y mediano plazo, lo que se traduciría en precios de mercado de referencia por sobre el promedio histórico.

Cabe destacar que las perspectivas enfatizan la dirección potencial de una clasificación. La designación “Negativas” significa que la calificación puede ser confirmada o bajar, lo que no significa que su modificación sea inevitable.

ESCENARIO DE BAJA: Se podría gatillar ante políticas financieras más agresivas o la mantención de las presiones sobre la posición financiera por un periodo de tiempo mayor a lo esperado, considerando las ciclicidades inherentes a la industria en la que participa.

ESCENARIO DE ESTABILIZACIÓN: Se podría generar ante menores presiones financieras, en conjunto con una mayor certidumbre respecto de los principales factores que afectan a la industria y la rentabilización del proyecto de eficiencia implementado a partir de 2024 por la compañía.

Fotografía: Archivo Multi X.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

[latest_journal_single_iframe]
Suscríbase al Newsletter Aqua