En Chile, los últimos años, se ha dado un fuerte impulso a la innovación y al emprendimiento. Se cree que estos conceptos son claves para dar mayor dinamismo a la economía y ofrecer más empleos. Pero no todo emprendimiento funciona a la primera. Se requiere concretar muchos pasos antes de que una idea se convierta en un negocio rentable. Para apoyar en este proceso, se ha dado fuerte impulso también a las “incubadoras de negocios”, las cuales han jugado un importante rol a la hora de prestar las herramientas y asesorías necesarias para ayudar a consolidar empresas.

Pero, ¿qué son las incubadoras de negocios? Son entidades dependientes de universidades, organizaciones no gubernamentales (ONGs), fundaciones o empresas privadas que tienen como objetivo ayudar a concretar una idea de emprendimiento o potenciar un negocio ya existente. Las incubadoras prestan asesorías para hacer escalable un emprendimiento, postular a diversos fondos, levantar capital, generar innovación y crear redes de contacto.

Toda incubadora cuenta con un proceso de postulación, donde los emprendedores presentan sus proyectos que luego son seleccionados para ser acogidos y asesorados por expertos en desarrollo de negocios. Además, brindan apoyo en la búsqueda y gestión de financiamiento externo, como fondos estatales–subsidios entregados por la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) por ejemplo– o fondos privados. Durante el proceso, que puede tardar desde meses hasta un par de años, el proyecto contará con apoyo en la generación de un modelo con una ventaja competitiva sostenible en el tiempo.

Diferentes propuestas

Varias son las entidades que ofrecen estas asesorías. Una de ellas es IncubatecUFRO, una incubadora al alero  de la Universidad de La Frontera, que ha sido cuatro veces reconocida por Corfo por tener el portafolio con mayor levantamiento de capital privado a nivel de ventas del país y que concentra su gestión en la región Metropolitana y en la macrozona sur del país, con sede en Temuco, Valdivia, Puerto Montt y Aysén. Esta incubadora tiene tres grandes ámbitos de acción: Incubación y Aceleración, Vinculación y Asesoría. El representante de la macrozona sur, Mario Núñez, expresa que “IncubatecUFRO es una entidad que apoya principalmente en la aceleración, validación comercial y asesoría permanente en temas de desarrollo empresarial a emprendimientos en sus diferentes etapas, ya sea en la gestación del negocio, puesta en marcha, desarrollo inicial, escalamiento e internacionalización”.

También está Austral Incuba, de la Universidad Austral de Chile (UACh), con operaciones en las regiones de Los Ríos y Los Lagos, especializada en la biotecnología aplicada a cuatro subsectores: alimentos, agroindustria, forestal y acuícola. El gerente general de Austral Incuba UACh, Francisco Valencia, comenta que “generamos valor a través del seguimiento constante de la optimización de los procesos asociados a la gestión de la innovación, fundamentados en nuestro equipo humano, experiencia y redes de colaboración nacionales e internacionales, específicamente, acortando los tiempos para la obtención de resultados necesarios para generación de productos o servicios que respondan a las necesidades reales del mercado”.

Otra opción, en la región de Los Lagos, es la Aceleradora de Negocios para la Patagonia “Potencia Patagonia”, de la Fundación Technoserve, enfocada desde hace ocho años en potenciar negocios y emprendedores regionales para generar valor en las provincias. Su gerente general, Gonzalo Marfán, explica que “nos interesa que el emprendedor adquiera una forma de pensar, es decir, instalar capacidades en estos para que siempre puedan tomar decisiones sabias con sus negocios o futuros negocios. Paralelo a ello, asesoramos personalizadamente al emprendedor, para analizar el presente de su emprendimiento, visualizar un escenario futuro y proyectar una estrategia dinámica para llegar a este nuevo escenario”.

Costos

En cuanto a los costos que implica ser asesorado por una potenciadora, los ejecutivos concuerdan en que varía según los servicios contratados. Mario Núñez comenta que, en el caso de su incubadora, “se desarrolla un trabajo personalizado con el fin de buscar financiamiento, el que en una primera etapa es sin costo y, bajo modalidad de patrocinio, se realiza un seguimiento que es financiado a través de Corfo”.

Desde Austral Incuba comentan que “los costos dependen del nivel del desafío. No hablamos de costos, sino más bien de una inversión, ya que nuestros objetivos apuntan a lograr mayor rentabilidad derivada de este tipo de inversiones y una generación de cultura de innovación al interior de las empresas”, explica Francisco Valencia. Gonzalo Marfán, en tanto, destaca que, “tenemos servicios que van desde la gratuidad para el emprendedor (gracias a cofinanciamiento de Corfo), hasta otros que varían según los servicios contratados”.

Principales desafíos

Si bien todas las incubadoras buscan asesorar de manera certera a sus clientes, aún existen muchos desafíos pendientes en cuanto a emprendimiento. Desde IncubatecUFRO expresan que para el 2021 uno de los grandes desafíos es “consolidarnos como partner estratégicos de diversas industrias a nivel país, como lo es la acuicultura y que las empresas vean en nosotros un socio que puede ayudarles a levantar iniciativas que mantendrán a la industria como puntera a nivel mundial”.

Por su parte, Francisco Valencia, de Austral Incuba, destaca que “la contingencia nos plantea el desafío de contribuir a la reactivación, hacernos cargo de lo que implican las brechas relacionadas a la transformación digital y a su vez co-crear valor a través de la innovación para los agentes relacionados a los desafíos de las industrias priorizadas”.

Finalmente, Gonzalo Marfán enfatiza que “deberemos tener la capacidad de acompañar a los emprendedores, permitiendo su supervivencia en caso de ser positivo para ellos el sobrevivir, a la vez de estar atentos y estudiosos de las nuevas realidades, sacando conclusiones rápidas, certeras y potentes para mantener la calidad competitiva de la aceleradora y de los emprendedores para quienes trabajamos. Todo momento difícil trae consigo evolución y crecimiento cuando sabemos fluir con esta nueva realidad”.