Las dietas para salmónidos han ido variando a lo largo del tiempo. Hasta hace un par de años estas dependían en gran medida de la inclusión de proteínas de origen marino, como harina y aceite de pescado. Sin embargo, el último tiempo las plantas de alimento han logrado disminuir considerablemente el uso de estos ingredientes, los que están siendo reemplazados por nuevas alternativas que buscan que los peces reciban, a través de fuentes alternativas, los nutrientes necesarios para su desarrollo.

El camino para llegar a estos nuevos ingredientes ha sido largo y ha requerido mucha inversión en investigación y desarrollo. Lo cierto es que hoy existen numerosas empresas, alrededor del mundo, que ofrecen alternativas atractivas para ser incluidas en las dietas de peces, las cuales, gracias a estos ingredientes, hoy están siendo mucho más sustentables.

Pero, ¿qué alternativas existen hoy para reemplazar harina y/o aceite de pescado? En el caso de la harina de pescado, una alternativa que ha surgido en el último tiempo es la elaboración de este producto, pero a partir de insectos. Aquí, destaca la empresa chilena Food For The Future (F4F). Su gerente comercial, Felipe Mayol, explica que ellos están produciendo harina a partir de mosca soldado negro (Hermetia Illucens), bajo la marca Tremun.

“La harina de insecto reduce la dependencia de proteínas marinas en dietas de salmónidos al remplazar en parte el aporte nutricional de la harina de pescado. De igual manera, este producto tiene propiedades antimicrobianas. En general, las dietas que incorporan este tipo de harina reducen considerablemente la huella de carbono, pues la harina de insecto es un insumo con huella negativa”.

Otra opción, pero para reducir la dependencia del aceite de pescado, son los aceites de origen vegetal. Aquí está la propuesta, por ejemplo, de la empresa Nuseed, cuyo representante en Chile (aquaculture lead Chile), Pablo Berner, cuenta que ellos tienen disponible el producto denominado Aquaterra®. Se trata de un aceite de origen vegetal renovable que cuenta con una innovación desarrollada a través de bioingeniería genética “que permite poner a disposición de la industria acuícola una nueva fuente de ácidos grasos polinsaturados de cadena larga, Omega 3”.

“Nuestro producto contiene un perfil único de ácidos grasos esenciales, con un alto nivel de DHA, ALA, DPA y EPA, además de entregar una mejor relación Omega3/Omega 6 en el mix de aceite. Aquaterra® es un excelente complemento al aceite de pescado por sus virtudes nutricionales, la factibilidad de escalamiento industrial y la consecuente estabilidad en la oferta, ya que está elaborado a base de canola, una especie ampliamente cultivada en Estados Unidos y Canadá”, precisa el ejecutivo.

En la industria también han causado bastante expectación los aceites a base de algas marinas. Una empresa que trabaja en este ámbito es Veramaris. Su gerente de Desarrollo, Jorge Torres, comenta que la compañía  produce un aceite natural de algas marinas rico en ácidos grasos esenciales Omega3 EPA y DHA, que permiten el crecimiento sostenible y continuo de la acuicultura.

“Esta emocionante innovación le da a la acuicultura una fuente adicional y muy necesaria de EPA y DHA. Cuando las pesquerías de forraje (sardinas y anchovetas) se acercan a los límites de su capacidad, con este tipo de alternativas la acuicultura podrá continuar su crecimiento independientemente de los recursos marinos. Además, Veramaris permite estabilizar el abastecimiento de un ingrediente crítico y limitante como es el aceite de pescado, permitiendo aumentar el uso de EPA+DHA en las dietas sin problemas de suministro ni volatilidad de precios, independiente del cambio climático y la creciente demanda de varias industrias”, dice el ejecutivo.

Ingredientes nutritivos

Felipe Mayol explica que la harina que ellos proveen proviene de un proceso de crianza y engorda de la larva de la mosca soldado negro. Esta larva posee características nutricionales y funcionales “únicas”, además de una huella de carbono negativa al ser alimentadas con los residuos orgánicos del consumo humano y la agroindustria. “Al mes, procesamos más de 40 toneladas de residuos orgánicos que son transformados en cinco toneladas de súper alimento (harina de insecto)”, cuenta el ejecutivo.

En cuanto a la reducción de harina de pescado que se puede producir en una dieta promedio, utilizando su producto “Tremun”, el profesional explica que “esto depende de las fórmulas específicas desarrolladas para cada dieta. Dentro de los distintos desarrollos que estamos haciendo con fabricantes y productores de salmón, hemos incluido desde un 3% hasta un 20% de remplazo de proteínas”.

Desde Nuseed, en tanto, destacan que “hemos desarrollado, junto con importantes actores de la industria nacional dietas que van desde el 30% a 60% de remplazo de aceite de pescado versus dietas estándar. Los resultados productivos y de calidad de filete, luego de desempeño en ciclos completos en agua de mar, son equivalentes. Incluso, al utilizar Aquaterra® en la formulación, se ha podido evidenciar un incremento en la resistencia de enfermedades y un mayor nivel de Omega 3 en el filete, lo cual contribuye a una mejor calidad nutricional de la carne, pensando en el consumidor final”.

Por otro lado, “hemos podido comprobar que el reemplazo del 50% de aceite de pescado con Aquaterra® en dietas no genera ningún problema en las características organolépticas del salmón, en cuanto a sabor, olor a mar, textura, firmeza y sensación de frescura, entre otros. Todo esto está corroborado por un panel de expertos del Dictuc de la Universidad Católica de Chile”, complementa Pablo Berner.

En esta línea, desde Veramaris sostienen que el aceite natural de algas marinas que ellos proveen es rico en EPA, DHA y ARA, con concentraciones de más del doble de Omega-3 que el aceite de pescado (>50% EPA+DHA). El aceite natural se encuentra en forma líquida, por lo que es fácil de manipular, permitiendo tanto el remplazo de aceite de pescado como el aumento de los niveles de  EPA+DHA en el alimento y por ende en el filete de salmón.

De esa forma, “con nuestro producto se puede remplazar el 100% del aceite de pescado en las dietas de acuicultura. Esto sólo es posible debido a su composición única de ácidos grasos. En la actualidad, empresas tanto en Noruega como en Chile están utilizando con éxito el aceite de algas Veramaris rico en EPA+DHA a escala comercial, ya sea para remplazar aceite de pescado, como para aumentar el nivel de EPA+DHA en el filete, ofreciendo dichos salmones en mercados como Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido y Noruega. En etapas tempranas del desarrollo, hace tres años, Veramaris investigó y realizó pruebas piloto, donde se reemplazó el 100% del aceite de pescado; esta información respaldó nuestros primeros acercamientos a la industria”, dice Jorge Torres.

Acuicultura más sustentable

Las empresas que están trabajando en estos ingredientes están permitiendo un gran avance en las dietas de peces. No sólo están proveyendo insumos atractivos, sino que también, al reducir la inclusión de proteínas marinas, están ayudando a la industria acuícola a ser más sustentable.

El gerente comercial de F4F sostiene que “nuestros productos vienen a contribuir en el marco de la sustentabilidad que requiere la industria del salmón que, cada día, gira más hacia este foco. Es por eso que hemos puesto a disposición del sector este ingrediente proveniente en un 100% de economía circular, con huella de carbono negativa y donde el uso intensivo de agua, tierra y recursos naturales para producirlo son mínimos en comparación con otras harinas, como la de pescado o de soya. Tenemos avances considerables, que nos permiten proyectar ventas y estrategias comerciales en el mediano y largo plazo”, adelanta Felipe Mayol.

Bajo el mismo supuesto, Pablo Berner menciona que una de las principales características de Aquaterra®  es que contribuye significativamente a reducir la presión sobre los ingredientes de origen marino. “Los índices de sustentabilidad de común uso en la acuicultura, son el FIFO y FFDR. Ambos índices se ven absolutamente mejorados al incluir Aquaterra®  en la formulación. El impacto es muy importante, pudiendo en forma simple, disminuir estos índices bajo 1. Por otro lado, Aquaterra® y Nuseed contribuyen a avanzar en aquellas metas declaradas como relevantes por la Organización de las Naciones Unidas y que tienen que ver con la agricultura sostenible, rotación de cultivos en áreas existentes, no deforestación y mejorar calidad nutricional de los cultivos para la demanda mundial”.

En cuanto a Veramaris, Jorge Torres destaca que “estamos comprometidos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, incluida la preservación de los recursos marinos, permitiendo disminuir la dependencia de la pesca de forraje. A su vez, contamos con LCA (Life cycle Assesment), el cual considera indicadores claves de sostenibilidad. Finalmente, hay que destacar que nuestro producto, al ser una microalga natural del océano Pacífico, producida en condiciones controladas, tiene certificado NO-GMO, lo que está en línea con la tendencia seguida por muchos consumidores de salmón. Desde Veramaris, queremos aportar al crecimiento  sostenible y creación de valor en la acuicultura”, concluye el ejecutivo.

BioMar y Corbion proveen AlgaPrime a salmonicultora en Norteamérica

En febrero pasado, AQUA.cl publicó que Corbion, empresa especializada en alimentos e ingredientes a base de algas, y BioMar, una de las mayores firmas del mundo dedicadas a la nutrición acuícola, están colaborando con Kvarøy Arctic –compañía noruega productora de salmón Atlántico (Salmo salar)– con el objetivo de aumentar la presencia de su pescado en los mercados de Estados Unidos y Canadá.

En ese marco, BioMar creó un alimento como parte de su concepto de dietas para salmónidos denominado “In the Blue” y que incluye AlgaPrime™ DHA, fuente de algas producidas de manera sostenible de Omega-3 de cadena larga.

“Con AlgaPrime ™ DHA se obtiene un aporte limpio en el alimento para peces. Es así como se tendrán pescados más sustentables y, por lo tanto, más saludables”, aseguró el director ejecutivo de Kvarøy Arctic, Alf-Gøran Knutsen.

Por su parte, la directora de desarrollo de mercados globales de ingredientes de algas de Corbion, Jill Kauffman Johnson, expresó que están “encantados de seguir siendo parte del viaje y el legado familiar de Kvarøy Arctic para demostrar liderazgo en prácticas sostenibles en el cultivo de salmónidos”. Y afirmó que “Kvarøy Arctic ha estado a la vanguardia implementando un nuevo modelo de alimento desarrollado por BioMar para utilizar una gama de ingredientes innovadores, incluido AlgaPrime ™ DHA”.

Desarrollado para reducir la dependencia de las pesquerías marinas y proporcionar una nueva fuente de Omega-3 de cadena larga para la industria de la acuicultura, AlgaPrime es un ingrediente de algas enteras que contiene aproximadamente tres veces el nivel de DHA del aceite de pescado. Según lo informado, también es un insumo limpio, producido de manera sostenible a través de la fermentación con azúcar de caña no genéticamente modificada (GMO) como materia prima y un sistema de producción alimentado por energía renovable.