En la industria del salmón local aún está vigente el recuerdo del año 2016, cuando un intenso evento de Floraciones Algales Nocivas (FANs) provocó la pérdida de alrededor del 40% de la producción, golpeando fuertemente al sector. Si bien los últimos años se han producido algunos eventos de mucho menor intensidad, se cree que es indispensable que las empresas estén preparadas para enfrentar bloom de algas de alta magnitud, los cuales se cree que pueden volverse más frecuentes debido a los cambios que está implicando el calentamiento global del planeta.

La buena noticia es que los últimos años ha existido un fuerte desarrollo de tecnologías diseñadas para enfrentar y mitigar los efectos tanto de FANs como de las bajas de oxígeno que con cierta frecuencia también afectan a algunas áreas de producción. Se trata de desarrollos tanto nacionales como extranjeros que han ido ganando cada vez más terreno en los centros de producción de salmónidos.

Desarrollo nacional

La empresa chilena Keepex, con base en Puerto Varas (región de Los Lagos) ofrece tanto sistemas de surgencia, como de oxigenación. El gerente general de la firma, Cristóbal Zanetta, explica que que los difusores de surgencia Keepex “son instalados a 20 metros de profundidad, bajo el pasillo central, evitando sumar elementos al interior de la jaula. La operación bajo el pasillo permite una distribución de la energía más eficiente, provocando sinergia entre las corrientes hacia el exterior del módulo, evitando el choque y anulación de estas. El sistema genera, además, constantes recambios de agua, disminuyendo la concentración de células por ml al interior de las jaulas a través de la incorporación de grandes volúmenes de agua libres de productividad primaria (aguas profundas) y bloqueando el ingreso superficial al módulo de microalgas a través de las corrientes.

Por otro lado, el sistema de difusión de oxígeno, “permite una adecuada oxigenación de las unidades de cultivo durante bajas en la concentración de oxígeno disuelto en la columna de agua, manejos y baños terapéuticos con lona cerrada”. El sistema permite transformar oxígeno líquido en estado gaseoso a través de un vaporizador sumergido capaz de vaporizar grandes flujos, permitiendo abastecer mediante una red de distribución la totalidad de las jaulas del centro de cultivo, con una eficiencia de transferencia de 97%. Cristóbal Zanetta agrega que, hasta la fecha cuentan con más de 600 difusores de surgencia y 800 de oxígeno instalados desde la región de Los Lagos hasta la de Magallanes. “Su fácil instalación nos posibilita dejar un centro con el sistema operando solo en 48 horas, detalle no menor debido a que estos fenómenos suelen ocurrir de manera inesperada”, describe.

Cortinas de burbujas y discos de surgencia

Otra empresa que ofrece sistemas de mitigación de bloom de algas es la también chilena PSP Soluciones. Esta firma dispone de equipos para mitigar eventos ambientales a través de cortinas de burbujas y discos de surgencia. El gerente general y dueño de la compañía, Bruno López, explica que el primer sistema “funciona como una barrera de contención que evita la entrada de microalgas, medusas y otros elementos no deseados a las jaulas de los peces, el que se instala a más de 20 metros de profundidad”. En cuanto a los discos de surgencia, dispuestos a 25 metros de profundidad, “se basan en el movimiento por arrastre de grandes masas de agua, lo que permite renovar todo el volumen de esta y favorece la concentración de oxígeno, manteniendo el bloom de algas fuera del área de cuidado”, expresa.

Esta compañía también ofrece soluciones modulares de suministro e inyección de aire enriquecido en oxígeno, que va desde los 100 kg/h hasta 600 kg/h de suministro de aire. Bruno López precisa que “el valor agregado de este tipo de equipos es su escalabilidad, además de ser desarrollados con el eje de una ingeniería de inyección de alta eficiencia, ofreciendo soluciones compactas a la medida, flexibles y de bajo costo”.

Microburbujas

Otra compañía que opera en el sur de Chile es Soluciones Austral, la cual ofrece cortinas de aire y de agua –compuestas por una manguera de difusión LTC que crea una estructura compacta de micro burbujas finas de aire– que generan una red alrededor de la unidad de cultivo, impidiendo el paso masivo de algas. Su directora, Mónica Encina, explica que la manguera de difusión LTC “es la única que tiene micro-cortes quirúrgicos de 25 micras y no porosidad como el resto. Esto produce una burbuja fina que se traduce en una cortina con millones de burbujas de aire de pequeño tamaño formando un flujo laminar. Además, se trata de una tubería de PVC de alta densidad autopesada que no requiere de grandes estructuras para conformar su posicionamiento ni requiere, por sus características técnicas, de un tipo de aire que cumpla con requisitos adicionales incurriendo en mayores gastos operacionales. Asimismo, utiliza solo un cuarto de aire respecto de otros sistemas”.

El sistema, asimismo, provee transferencia de oxígeno al agua, con un consumo energético muy bajo, ofreciendo así la máxima eficiencia, evitando también la coalescencia de las burbujas. La ejecutiva agrega que “esta tubería posee una baja pérdida de carga y gran durabilidad, lo que se traduce en menor costo de operación y de mantención para las empresas”.

Tres alternativas

En este mismo ámbito, opera la compañía de origen noruego Vard Aqua Chile, la cual dispone de tres sistemas de mitigación: cortinas de burbujas, anillo de surgencia y un anillo dual. Su gerente general, David Ulloa, explica que tanto el sistema de cortinas como el de surgencia cuentan con un difusor de manguera con perforaciones que permiten generar macroburbujas. “El sistema de cortinas se utiliza para crear una barrera física, y en el segundo, la misma manguera es dispuesta en forma de espiral concéntrica en un anillo HDPE. La función es que las burbujas generen surgencia actuando como vectores y movilizando el agua de capas más profundas a la superficie. Este ascenso del agua permite generar el efecto de dilución, lo que trae consigo el beneficio de reducir la concentración de microalgas y así disminuir los riesgos de flotaciones”, explica el ejecutivo.

Añade que, ante la necesidad de tener que oxigenar y generar dilución en forma simultánea, se creo el anillo dual, cuya principal característica es la capacidad de adicionar aire y oxígeno en un mismo sistema. Para lograr esto, en un mismo anillo van montados los difusores de aire y el difusor de oxígeno “VitaDi”. En cuanto a estos servicios, David Ulloa precisa que “hemos instalado alrededor de 26 centros con sistemas de cortinas de burbujas y ocho con discos de surgencia entre la región de Los Lagos y Magallanes”.

Mejorando la efectividad

Desde Keepex enfatizan que “nuestros equipos son capaces de mover grandes masas de agua (1 m3/seg) y generar una corriente superficial (50 cm/seg). En cuanto al sistema de oxigenación, permite mantener a salvo la biomasa que se enfrenta a corrientes anóxicas, ya que ha sido diseñado y calculado para entregar el 100% del requerimiento de oxígeno que podría necesitar una jaula de cultivo en el escenario más desfavorable”, de acuerdo con Cristóbal Zanetta.

Bruno López, en tanto, explica que “los resultados de nuestros sistemas de aireación han sido mejor de lo esperado, logrando el 100% de efectividad contra la medusa y un 91% contra bloom de algas. Por otra parte, hemos montado más de 300 mil metros lineales en sistemas de aireación, teniendo alrededor de 70 centros operativos entre Chiloé y Magallanes”.

Por su parte, Mónica Encina recalca que sus sistemas de mitigación son efectivos y eficientes. “En pruebas de terreno se ha demostrado la efectividad de nuestros sistemas de cortinas de agua, de manera que se logra separar masas de agua generando una frontera entre zonas con bloom y balsas jaula”, expresa la representante de Soluciones Austral.

David Ulloa, por su parte, comenta que la efectividad en terreno depende de varios factores, algunos propios de las características oceanográficas del centro de cultivo y otros ligados a la instalación de los sistemas. “Para centros con baja energía, los sistemas de cortina de burbujas son efectivos. Cuando los centros son de alta energía, los clientes optan por los anillos individuales de surgencia”, dice el representante de Vard Aqua.

Principales desafíos

Pero las tecnologías para mitigar eventos ambientales no lo son todo. Se cree que junto con instalar eficientes sistemas de mitigación, se debería avanzar en la detección temprana de estos problemas y en eficientes sistemas de monitoreo, con el fin de reducir al mínimo los riesgos. Desde Soluciones Austral, comentan que es necesario “coordinar una visión global que incluya sistemas de monitoreo de algas nocivas, boletines informativos de FAN u otros informes o estudios que ayuden en este propósito”, de acuerdo con Mónica Encina.

David Ulloa, en tanto, advierte que, claramente, las situaciones de cultivo han ido cambiando con el tiempo. “Se está avanzando hacia el uso de sistemas semi-cerrados y tanto la oxigenación como la aireación de las aguas se está volviendo una pieza fundamental en el bienestar animal. Las aplicaciones y los desafíos solo están comenzando en estas tecnologías, y por cierto, ya estamos trabajando en nuevos desarrollos”, comenta el gerente general de Vard Aqua Chile.

Desde Keepex, expresan que los desafíos estan relacionados con la captura, análisis y procesamiento de datos ambientales aplicando inteligencia artificial, con el fin de ir modelando, encontrando relaciones y prediciendo eventos futuros para una mejor toma de decisiones”.

Finalmente, el gerente general de PSP Soluciones, Bruno López, concluye que la industria acuícola debe considerar estos sistemas como parte de la cadena de valor en la producción de salmón, “viéndonos como un aliado en la protección del patrimonio de las empresas productoras”.