A nivel global: Salmonicultores chilenos liderando en diversos ámbitos

A nivel global: Salmonicultores chilenos liderando en diversos ámbitos

En la actualidad, hay varios compatriotas desempeñando importantes funciones en los principales países salmonicultores del mundo. Están presentes, al menos, en Noruega, Canadá, Escocia y Australia, ocupando cargos claves para un buen desempeño del sector.

Chile se ha posicionado como el segundo productor mundial de salmón, con retornos que en 2018 superaron los US$5.000 millones. Junto con Noruega (que el año pasado alcanzó alrededor de US$8.000 millones) llevan por lejos la delantera. Han sido 40 años de un cultivo intensivo de peces que ha llevado a que hoy exista en el país una gran cantidad de técnicos y profesionales especializados en el sector, con altos conocimientos en producción, salud, operaciones, logística, procesamiento y comercio, muchos de los cuales han sido requeridos para desempeñarse en el extranjero y seguir aportando, desde otras latitudes, para el avance de esta dinámica industria.

Actualmente, es posible encontrar compatriotas desempeñándose, principalmente, en países como Canadá, Escocia y Australia que, con producciones bastante menores a las de Chile y Noruega –por debajo de las 200.000 toneladas–, enfrentan desafíos similares y esperan hacer crecer sus cultivos. También hay varios chilenos en Noruega, donde han llegado a ocupar importantes cargos, sobre todo, en ámbitos vinculados a investigación y desarrollo, aunque también en el área de las comunicaciones, marketing y prestación de servicios.

En las siguientes líneas, relatamos las vivencias y expectativas de algunos profesionales que tomaron nuevos rumbos y que están siendo protagonistas de los progresos de la salmonicultura mundial.

Compartiendo conocimientos

Un ámbito donde varios profesionales chilenos se están desempeñando con éxito en el extranjero es en el de salud de peces. Un caso es el del médico veterinario, Jaime Santana, quien ocupa el cargo de Fish Health manager en Mowi Escocia. Según sus palabras, “la experiencia ha sido buenísima. Volver a Mowi después de un paso de tres años en otra compañía, fue como volver a casa, aunque sea fuera de Chile. Llevo un año aquí y mi evaluación es completamente positiva, tanto en el ámbito profesional, como en el familiar”.

De acuerdo con el ejecutivo, en general, los chilenos que salen a cubrir puestos en el extranjero, independiente del área donde trabajen, son un aporte. “Desde mi punto de vista, el tener una visión completa de la industria en Chile siempre va a generar contribuciones en los países en donde uno se inserta. Ayuda a resolver desafíos y a proponer soluciones. En la acuicultura aún no está todo dicho y siempre hay brechas de mejora”, sostiene. Destaca que “la industria nacional es mirada con muy buenos ojos desde acá y eso me llena de orgullo. Muchas veces en Chile no nos damos cuenta de lo que hemos generado”.

En Canadá también hay médicos veterinarios prestando sus servicios para el cultivo de salmón. Allá se encuentra, por ejemplo, el matrimonio compuesto por Rodrigo Cristi y Marcela Leal, quienes se están desempeñando como jefe de Alimentación y Calidad del Agua en Mowi Canadá y jefe de Salud de Peces en Cermaq Canadá, respectivamente.

“En la actualidad, con la ayuda de dos personas que me reportan, desarrollo tres áreas. Una de ellas es Alimentación y Nutrición para nuestros centros de agua de mar y dulce, trabajando directamente con las plantas de alimento y donde analizamos estrategias de alimentación y pigmentación, además de seguimiento y mejora de KPI´s productivos. También está el Área de Monitoreo, Seguimiento y Mitigación de Floraciones Algales Nocivas y medusas. Y finalmente, me toca ver la planificación y producción de agua mar y agua dulce”, dice Rodrigo Cristi. En tanto, Marcela Leal comenta que “trabajo con seis técnicos en salud de peces; tres de ellos laboran en agua dulce y tres en agua de mar. El cargo de ellos es clave, puesto que hacen la vigilancia temprana y toma de muestras en los centros”.

Ambos profesionales concuerdan con que salir del país ha significado una experiencia muy positiva, puesto que han podido aprovechar y ampliar sus conocimientos y, además, acceder a mejores jornadas laborales (más cortas en comparación con Chile), lo que les ha permitido pasar más tiempo en familia. Respecto de la salmonicultura local, comentan que “la industria chilena es mirada con respeto y admiración, considerando el volumen y el desarrollo tecnológico que ha vivido desde sus inicios”.

En Canadá, pero en otro ámbito del negocio, también se encuentra Gastón López, quien se desempeña como director comercial y de marketing de Skretting North America. “Mi principal función es liderar el equipo de Ventas y Técnico de la compañía, con el objetivo de ofrecer las soluciones nutricionales correctas para los diferentes clientes situados en los diferentes países que cubrimos, como Canadá, Estados Unidos y México”, relata el ejecutivo.

Añade que “esta es la segunda oportunidad que Skretting me ha dado para poder enfrentar nuevos desafíos fuera de Chile. Primero fue en Australia y ahora en Norteamérica, por lo que la experiencia ha sido muy enriquecedora, no solo en lo profesional, sino que también en lo personal, ya que interactuar con diferentes culturas abre y cambia la perspectiva de ver las cosas, en todo sentido”.

“Lo que me ha tocado ver a mí y, específicamente en el mundo de la acuicultura, es que en general los profesionales chilenos son muy valorados por el conocimiento y experiencia práctica que tienen no solo en el cultivo, sino que también en cómo enfrentar y solucionar los diferentes desafíos. El desarrollo del profesional chileno en acuicultura es muy apetecido, sobre todo en lugares donde se están desarrollando nuevos proyectos, como también en sitios donde la acuicultura está desarrollada, pero encontrar especialistas es difícil para llevarla a una mejor posición”, manifiesta Gastón López.

Acuicultura en Australia

Australia es otro país que está muy interesado en promover el cultivo de salmónidos y, para ello, también han recurrido a profesionales chilenos que puedan cooperar con sus conocimientos. De hecho, por estos días se puede ver compatriotas en varias compañías productoras de salmón. Una de ellas es Petuna Aquaculture, cuyo chief executive officer (CEO) es justamente un chileno, Rubén Álvarez. Con él trabajan también René Contreras, quien se desempeña como Fresh Water manager, y Jorge Ríos, quien es el Chief Financial Officer (CEO) de la empresa.

En conversaciones con AQUA, Jorge Ríos comentó que esta es su segunda experiencia fuera de Chile. Anteriormente, estuvo casi tres años trabajando para Mowi en Escocia. En su puesto actual, tiene como principal responsabilidad la administración y finanzas de Petuna, teniendo a su cargo un equipo de diez personas ubicadas en las ciudades de Launceston y Devonport.

“El principal desafío en los primeros meses fue la adaptación a la cultura y costumbres del país, cuestión que se fue superando con el tiempo. En el ámbito profesional, las cosas son más fáciles, porque las formas de reportar, los sistemas y principios contables son aplicados internacionalmente, incluyendo a Chile”, dice el profesional. Añade que otro desafío ha tenido que ver con fortalecer el negocio de la empresa y prepararla para su crecimiento futuro. El objetivo, dice, es poder seguir siendo competitivos en el mercado local y global, abrir nuevos mercados y mejorar los márgenes por producto.

“Estoy convencido de que, como profesionales, debemos estar abiertos a trabajar en cualquier parte del mundo. En general, la mayoría de los países y empresas están abiertas a recibir personas con experiencia y con ganas de aportar al desarrollo y crecimiento. Australia, lo mismo que Escocia, es un país fantástico, desarrollado y muy abierto a otras culturas”, expresa el ejecutivo.

Chilenos en Noruega

En Noruega también hay chilenos cumpliendo importantes roles. Por ejemplo, en la ciudad de Bergen se encuentra Carolina Faune, quien salió de Chile en 2012 para desempeñarse en un cargo a nivel global en la compañía en la cual en ese entonces trabajaba, Novartis. En mayo de 2018, no obstante, comenzó a operar en Benchmark Animal Health, bajo el cargo de Head of Nordics. “Mis responsabilidades tienen que ver, principalmente, con el desarrollo de la unidad de negocios de salud animal en los países nórdicos”, dice en conversaciones con AQUA.

De acuerdo con la ejecutiva, “los profesionales chilenos tenemos mucho que aportar dado el conocimiento y la experiencia que hemos desarrollado durante décadas, lo cual facilita la identificación de sinergias en áreas claves para el desarrollo de una industria más sustentable a nivel global”.

A Faune le gustaría que fueran más los que se atrevieran a tomar el desafío de vivir en el extranjero, conocer y trabajar con equipos multiculturales. “Aprovecho esta oportunidad para invitar a las empresas chilenas y extranjeras a invertir en promover el intercambio de profesionales. Soy una convencida de que es una manera muy efectiva para ayudar en el desarrollo de las personas y sus familias. Esto impacta positivamente en los resultados de las empresas, la industria acuícola y, al final, en hacer de nuestro país un mejor lugar para las generaciones futuras”, recalca la ejecutiva.

Otro chileno “de exportación” es el periodista Jorge Díaz, quien desde abril de 2018 se desempeña como director global de Branding de Skretting Group, con base en Stavanger. “Mi principal motivación fue la posibilidad de trabajar en otra cultura, crecer personal y profesionalmente y aprender de mis compañeros para contribuir al desarrollo de la acuicultura en el mundo”, dice el ejecutivo.

La función principal de Jorge Díaz es trabajar con todas las oficinas de Skretting alrededor del globo para asegurar que la firma mantenga un posicionamiento global consistente en cuanto a su propuesta de valor basada en cuatro pilares principales: soluciones innovadoras en cuanto a productos y servicios; calidad y seguridad desde al alimento al producto terminado; sustentabilidad; y precision farming.

El ejecutivo destaca que “los profesionales chilenos son muy valorados en la acuicultura mundial, debido al desarrollo de nuestra industria y la capacidad técnica que esto ha traído consigo. Chile es, claramente, una de las industrias más desarrolladas en la acuicultura mundial y si bien tenemos mucho que aprender, también contamos con importantes conocimientos para aportar desde nuestra visión a los grandes desafíos de la actividad”.

Otro chileno en Noruega es Matías Medina, quien se desempeña como director de Ciencia y Tecnología en AquaGen AS. Desde la ciudad de Trondheim, comenta que “me motivó, por un lado, el desafío de desarrollar un cargo nuevo en la empresa de carácter global, además de la experiencia de vivir en extranjero con toda la familia”.

La labor principal de Matías Medina es coordinar y dirigir la investigación y desarrollo que realiza AquaGen en Noruega y Chile, en relación con la producción y programas genéticos de las tres especies de salmónidos con las que la compañía trabaja. A eso se suma una cercana colaboración científica con AquaSearch, empresa que produce trucha pan size en Dinamarca, y con Genomar, dedicada a la genética de tilapia en Brasil y Filipinas.

De acuerdo con Matías Medina, “los chilenos, en general, tenemos la preparación y experiencia necesaria para tomar un cargo en el extranjero. Además, somos bastante trabajadores, lo que para bien o para mal, destaca en cualquier ambiente laboral fuera de Chile”, comenta.

Con seguridad, estos no son los únicos chilenos aportando a la salmonicultura mundial. Hay varios otros que también están entregando su granito de arena, desde diferentes frentes, para el avance de esta industria en el mundo. Se trata de un círculo virtuoso, donde quienes salen contribuyen con sus conocimientos y experiencias ganadas en Chile y, cuando regresan –si es que lo hacen–, son capaces también de plasmar nuevas miradas y estrategias en el devenir de la actividad a nivel local.