Aqua Forum 2019: La importancia de la sustentabilidad y tecnologías

Aqua Forum 2019: La importancia de la sustentabilidad y tecnologías

Representantes nacionales e internacionales entregaron sus visiones respecto de los desafíos que enfrenta la acuicultura. Los puntos en común fueron una mejor relación con el entorno y el rol de las nuevas tecnologías.

Con la presencia de cerca de 250 representantes de todos los ámbitos que conforman la industria acuícola nacional se desarrolló la Conferencia Internacional Aqua Forum 2019, instancia que tuvo lugar en Puerto Varas (región de los Lagos) y fue organizada por el Grupo Editorial Editec.

Precisamente, el encargado de abrir el evento fue el gerente general de Editec, Cristián Solís, quien enfatizó en la importancia de la acuicultura para alimentar a la población mundial en medio de la crisis climática que afecta al planeta. En esta línea, llamó al sector “a estar conscientes de ello” y a que la “única forma de garantizar la seguridad alimentaria será a través de la sustentabilidad y responsabilidad productiva”.

Por su parte, David Sandoval, quien es senador por la región de Aysén, destacó el aporte del rubro para el desarrollo del sur-austral del país, sin embargo, dijo que “aún quedan desafíos para que la industria evidencie que ha tenido un cambio de mentalidad en términos sanitarios y medioambientales, y que esto quede de manifiesto socialmente. Y para ello es que firmamos el protocolo productivo entre la industria y el Estado, donde las comunidades, los proveedores, la pesca artesanal, entre otros, también tengan cabida”, subrayó el legislador.

A su turno, el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya, se refirió a las nuevas normativas y su foco en proyectar la actividad hacia el 2030. “Si bien el país ofrece bondades naturales, no se podrá avanzar sino existe voluntad de los privados; falta de compromiso que quedó de manifiesto en crisis como la del virus ISA (anemia infecciosa del salmón). Precisamente por esto fue que se cambiaron las regulaciones para llegar hoy a un enfoque de riesgo colectivo, en que se ajustaron los límites de densidades, que la producción no se pueda incrementar ilimitadamente. En definitiva, se requiere una mirada conjunta de largo plazo para no volver a pasar por lo mismo”, argumentó el timonel del ente regulador estatal.

El oficial regional de Pesca y Acuicultura de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés), José Aguilar-Manjarrez, recordó que el 25 de septiembre de 2015, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Pero en los últimos tres años, el número de personas que padecen hambre se ha incrementado, con más de 820 millones de personas en el mundo que siguen padeciendo hambre en la actualidad, lo cual corresponde aproximadamente a una de cada nueve personas en el mundo. Esto pone de relieve el inmenso desafío que supone lograr el objetivo del hambre cero para 2030.

“El mundo debe lograr un equilibrio para alimentar de manera sostenible a 9,7 billones de personas para el 2050. Para esto deben satisfacerse tres necesidades al mismo tiempo: (1) cerrar la brecha alimentaria, (2) apoyar el desarrollo económico y (3) reducir el impacto ambiental», enumeró Aguilar-Manjarrez.

Posteriormente, la directora nacional del Sernapesca, Alicia Gallardo, se refirió al fortalecimiento de la fiscalización integral y gestión sanitaria para asegurar una salmonicultura sustentable. En línea con el oficial regional de la FAO, enumeró los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En este marco, subrayó en los ODS del hambre cero, en de producción responsable, el de las comunidades y el de los fondos marinos.

Posteriormente se presentó el gerente general del Instituto Tecnológico del Salmón (Intesal), Esteban Ramírez, quien habló sobre la obligatoriedad en el cumplimiento de la normativa para la acuicultura. El ejecutivo reconoció que se debe avanzar en la licencia social para operar, que es la base para construir acuerdos equilibrados que regulen e incentiven la actividad. “Se debe regular sin exceso y desde fuera de la contingencia y siempre basados en la ciencia, porque lo que buscamos es construir un modelo productivo cada vez más sustentable, avanzando en una mejor distribución de las concesiones –más grandes y distanciadas-; en definitiva, demostrar que el salmón es parte de la solución, no del problema”, concluyó Ramírez.

Para cerrar las exposiciones del módulo de normativas, Carlos Odebret, en su calidad de nuevo presidente de la Asociación de Salmonicultores de Magallanes, se refirió a las bondades socioeconómicas de la austral región y la vinculación histórica de esta con las actividades marítimas, las que comenzaron hace 6.000 años con los kawésqar. “Convivir con los distintos usos del borde costero es una de las máximas prioridades de la gestión de nuestro directorio. Por ejemplo, las comunidades kaweskar y yagán están recuperando sus tradiciones y cultura; ellos tienen una fuerte vinculación con el mar que debemos considerar, y a nosotros gustaría apoyar ese proceso”, sostuvo Odebret, agregando que la inserción de la industria en Magallanes “debe ser un proceso armónico y transparente”.

Más comunidades

Uno de los temas que llamó la atención en Aqua Forum fue el de relacionamiento comunitario y desarrollo sostenible, el cual fue analizado por dos actores especialistas en estos asuntos. El primero de ellos fue el presidente ejecutivo de Gestión Social, Juan Pedro Pinochet, quien no dudó en golpear la mesa y hacer un fuerte llamado a los salmonicultores a tomarse en enserio el desafío de establecer mejores relaciones con su entorno, analizando las reales necesidades que hay en las comunidades donde operan para tomar acciones que tengan un verdadero impacto en la calidad de vida de las personas.

Posteriormente, el director de Triciclos, Munir Rumie, abordó la economía circular y las empresas B. Según lo explicado por el ejecutivo, hay que asumir que hoy estamos viviendo una etapa de crisis climática y que lo único que hay que hacer es frenarla. Para ello, indicó, hay que pasar de la actual economía lineal, a la economía circular, donde se minimice al máximo la generación de residuos.

En el encuentro también se desarrolló un panel de discusión, donde participaron el presidente del Sindicato de Pescadores Artesanales de Caleta Anahuac, Juan García; la encargada de Asuntos Corporativos de Cargill Chile, Paula Carvajal; el presidente del Sindicato de Trabajadores de Mowi Chile, Abraham Abad; el subgerente de Relaciones Comunitarias de Multiexport Foods, Felipe Diaz; y el director del Proyecto UÑU (Innovación Social), Javier Garcia. Acá, la conclusión fue la necesaria búsqueda de alternativas para que la industria pueda externalizar a la comunidad los aspectos positivos de su operación.

Tecnologías sustentables

Por la tarde, en Aqua Forum se conocieron nuevos desarrollos que permiten hacer a la acuicultura más sustentable. En el caso de la acuicultura oceánica, fue Marianne Rasmussen, directora de MercatorMedia, la encargada de dar a conocer la situación actual y el potencial de esta tendencia. Según lo relatado por la ejecutiva, este tipo de acuicultura está generando enorme interés.

Asimismo, el CEO de Steinsvik Chile –que desde 2020 comenzará a llamarse Scale–, Carlos Arenas, expuso sobre los avances en los cuales ha estado trabajando su compañía para ofrecer mejores soluciones tecnológicas a la industria del salmón. En ese sentido, destacó la fabricación de pontones de última generación. “Cuando algunos clientes comenzaron a irse a la región de Magallanes, quisimos hacerles una propuesta tecnológica, como empresa integrada. Es así como surgieron los centros de cultivo con operación remota. A la fecha, hemos entregado diez de estos pontones que tienen habitabilidad para 20 personas, una calidad excepcional, ensilaje empotrado, entre otras cualidades. Además, pueden controlar otros dos centros de cultivos que se ubican en la misma área”, sostuvo el ejecutivo.

Adicionalmente, el analista senior de DNB Bank ASA, Dag Sletmo, efectuó una completa revisión acerca de los desafíos de la salmonicultura, principalmente, en Noruega y Chile, y de cómo se puede avanzar hacia el futuro. De acuerdo con el profesional, la acuicultura offshore aparece como una gran oportunidad de hacer crecer al sector en un panorama donde está bastante difícil acceder a espacios de producción cercanos a la costa. No obstante, reconoció que cultivar en mar abierto no parece fácil. En Noruega, por ejemplo, se han propuesto algunas áreas para desarrollar estos cultivos, pero se cree que están demasiado alejadas y que ello supondrá riesgos. Además, hay quienes tratan de impulsar, por ejemplo, jaulas sumergidas, pero resultan aún demasiado costosas.

Inteligencia artificial

A mediados de la década de 1980, los salmónidos en Chile se cultivaban en jaulas de madera, mientras que se alimentaban a mano según el análisis que realizara cada salmonicultor. Actualmente, las balsas jaulas son metálicas o plásticas y la alimentación de los peces es realizada, a partir de octubre, a base de los análisis efectuados por computadoras. Sin humanos de por medio. No es ficción. Es una realidad posible gracias a algoritmos desarrollados por ingenieros de todo el mundo.

Precisamente, la novedosa información la entregó Pieter Fabry, el cofundador de Observe Technologies, compañía con base en Inglaterra pero que gran parte de su desarrollo lo ha realizado y comenzado en Chile. “Desde mañana (hoy viernes 18 de octubre) la inteligencia artificial comentará a alimentar los peces en el país”, dijo el ingeniero inglés, sin antes entregar una breve historial del desarrollo que les permitirá realizar dicho avances.

Mucho se ha hablado de la apuesta de AquaBye, la startup que nació en Sillicon Valley (Estados Unidos) pero que prontamente prendió en Bergen (Noruega). En palabras simples, el desarrollo consiste en una sofisticada cámara que capta diferentes aspectos de los peces de cultivo que permiten optimizar la producción.

Durante su charla, el CEO de la compañía, Bryton Shang, “reconoció que el valor del producto no está en la cámara, podría ser la misma que tenemos en nuestros teléfonos. El valor está en el software”, reconoció Shang, quien expresó que sus algoritmos permiten conocer cómo se alimentan los peces, cuál es su estado de salud e, incluso, la biomasa ya que se pueden identificar uno a uno”.

Víctor Valerio, es un experimentado ejecutivo chileno que decidió, hace unos seis años, comenzar a desarrollar su propio sistema de alimentación basado en inteligencia artificial. Gracias a la participación de ingenieros especializados en países como Alemania, Valerio logró crear 3se, un servicio que se basa en la visión artificial para conocer el comportamiento de los peces.

El desarrollo, que ya está siendo empleado por salmonicultoras nacionales, analiza diferentes parámetros que permiten conocer la apetencia de los peces e, incluso, en un futuro próximo adelantará a los cultivadores la presencia de cáligus u otros síntomas de la salud de los peces. Para Valerio, “el trabajo de alimentación no será solo para humanos, ellos deberán ser asistidos por herramientas como las que planteamos hoy”.

Sunil Kadri es un reconocido consultor acuícola internacional. Profesor y empresario, desde hace unas semanas comenzó a vivir en Puerto Varas para difundir los alcances de CageEyes, la compañía que puede “mirar” a los peces basada en la hidroacústica, un tipo de sonar que es instalado en el fondo de las balsas jaulas y permite “ver” diferentes aspectos del comportamiento de los ejemplares de cultivo.

“Sus beneficios es que puede observar grandes volúmenes de peces, en cada segundo, permitiendo conocer su comportamiento cuando los ejemplares son alimentados y su relación con la luz natural”, comentó Kadri, mientras mostraba gráficos que daban cuenta de la ubicación de los salmónidos dentro de la columna de agua o los momentos de mayor apetencia. Todo lo anterior, siempre fue seguido atentamente por los asistentes a Aqua Forum, los que nunca abandonaron la sala a pesar de lo extenso de la jornada.