Los recursos económicos que Chile se juega en La Haya