Nuevo informe de la WWF alerta sobre la mala condición de los océanos

Sep 16, 2015

Para revertir esta tendencia, según la ONG, los líderes globales deberían caminar hacia las metas de desarrollo sustentable de la ONU, que serán aprobadas a fines de este mes.

Las poblaciones de peces para la alimentación humana están en seria declinación en todo el mundo, con algunos riesgos de colapsar. Esa es la conclusión del último informe de la WWF. El reporte «Living Blue Planet» de la ONG considera, además, que mucha de la actividad que amenaza los océanos es evitable y que para mejorar hay que cambiar drásticamente el rumbo.

El estudio actualizado sobre mamíferos marinos, aves, reptiles y peces muestra que las poblaciones a nivel mundial se han reducido a la mitad en las últimas cuatro décadas, con una baja en algunos peces de hasta un 75%. Esto significa un problema para todas las naciones, especialmente para las personas de países en desarrollo.

Para revertir esta tendencia, los líderes globales deben –según la WWF– asegurarse de que la recuperación del océano y la salud de los hábitats costeros seguirán fuertemente la implementación de las metas de desarrollo sustentable de la ONU, que serán aprobadas formalmente a fines de este mes. Las negociaciones sobre un nuevo acuerdo climático global también podría ser una importante oportunidad para forjar un acuerdo en favor de la salud de los océanos.

“Publicamos este informe con urgencia para mostrar la imagen más actual de los océanos”, dijo el director general de WWF Internacional, Marco Lambertini. “En el espacio de una sola generación, la actividad humana ha dañado severamente los océanos a través de la captura de peces más rápido de lo que ellos pueden reproducirse. Se necesitan cambios profundos para asegurar abundante vida marina para las futuras generaciones”, añadió.

La investigación detalla que las especies comerciales y la pesca de subsistencia estarían sufriendo los mayores declives. De hecho, el reporte acusa la dramática caída de un 74% de los peces de consumo popular, como atún, caballa y bonito.

El informe precisa que se ha producido un descenso del 49% de las poblaciones marinas entre 1970 y 2012. El análisis hizo un seguimiento de 5.829 poblaciones de 1.234 especies, por lo que el conjunto de datos es casi dos veces mayor que el de los estudios anteriores, lo que arroja una imagen mucho más preocupante sobre la salud de los océanos.

Para mayor información, visitar: http://wwf.panda.org/homepage.cfm?252532/Failing-fisheries-and-poor-ocean-health-starving-human-food-supply–tide-must-turn

El informe, en tanto, se puede descargar aquí: Reporte Planeta Azul WWF 2015

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

[latest_journal_single_iframe]
Suscríbase al Newsletter Aqua