Camanchaca informó primer caso de Coronavirus en uno de sus colaboradores del área Pesca Sur

Abr 4, 2020

La detección se realizó luego de que la trabajadora manifestara síntomas de la enfermedad durante el martes pasado, lo que activó los protocolos de la compañía, su rápido envío a un centro asistencial y el análisis de aquellos que habían tenido contacto estrecho con ella.

En la tarde del pasado viernes 3 de abril, Camanchaca informó que en su planta de procesos de langostinos, ubicada en Tomé (región del Biobío), se detectó el primer contagiado por Coronavirus (covid-19) entre sus colaboradores.

La confirmación del diagnóstico se conoció luego de tres días desde que la persona afectada presentó síntomas y que, de acuerdo al protocolo de la compañía, le significó iniciar un periodo de aislamiento preventivo desde la detección de estos síntomas, para evitar la propagación de esta enfermedad.

Según lo informado, al presentar síntomas, la afectada, una mujer adulto-joven, avisó a su jefatura, lo que activó el protocolo, que también consideró el aislamiento de sus compañeros de trabajo que habían tenido contacto estrecho con ella, esto es, un total de ocho personas.

Afortunadamente, la afectada se encuentra a esta fecha en buena condición y cumple con los cuidados médicos en su domicilio.

Como parte de las medidas implementadas por la compañía para evitar contagios, todos los trabajadores tienen la obligación de avisar si, antes de ir al lugar de trabajo, tienen síntomas de la enfermedad, evitando poner en riesgo a los compañeros y permitiendo la activación del aislamiento preventivo de trabajo de quienes hayan tenido contacto estrecho previo en el lugar de trabajo. Y si la persona detecta síntomas en el lugar de trabajo, su aislamiento es inmediato.

Conforme con lo dispuestos por la autoridad sanitaria, Camanchaca Pesca Sur informó de inmediato a la Seremi de Salud, y a las personas afectadas.

Cabe recordar que desde inicios de marzo, Camanchaca viene implementando rigurosos y severos protocolos y medidas preventivas para reducir el riesgo de contagio y propagación de Coronavirus entre sus colaboradores, contribuyendo así a la situación sanitaria de las comunidades. Entre ellas, las más importantes son el uso de implementos de protección extendidos, la sanitización de los lugares, el distanciamiento social, la reducción de las densidades y la limitación al personal esencial en las plantas. Desde la semana pasada, asimismo, la compañía tiene un plan de sanitización de las calles de Tomé en coordinación con la Municipalidad.

Todo ello se suma a los estrictos protocolos y medidas de seguridad e higiene que tienen las plantas de Camanchaca que trabajan con alimentos que van dirigidos a consumo humano en Chile y en el mundo, cumpliendo siempre con el más alto estándar exigido.

Fotografía: Camanchaca

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL