[+VIDEO] Director regional del CDS: “Queremos ser un gremio en terreno”

Jun 4, 2021

AQUA conversó con el director regional del CDS, Gonzalo Silva, quien profundizó en las actividades de limpieza de playas que coordina este grupo de empresas. Además, mencionó el interés del gremio por estar en terreno, fortaleciendo las instancias de diálogo con las comunidades.

Esta semana, el Consejo del Salmón de Chile (CDS) –asociación conformada a mediados de 2020 y que reúne a cuatro empresas productoras de salmón de amplia trayectoria como son AquaChile, Cermaq, Mowi y Salmones Aysén–, dio a conocer el reporte del periodo enero-marzo de este año de la primera iniciativa de su Estrategia de Sustentabilidad. Se trata del Plan “¡Juntos, limpiemos nuestras costas!”, impulsado por la asociación con el objetivo de contribuir con el cuidado del entorno y las comunidades, y cuya ejecución comenzó en enero de este año.

Para profundizar en la materia, AQUA conversó con el director regional del CDS, Gonzalo Silva, quien comentó que el compromiso del gremio por mantener este trabajo de limpieza y cuidado de las costas será permanente y que con ello se espera contribuir a una mejor calidad de vida en la macrozona sur, que es donde la industria tiene concentrada su operación. Además, mencionó el interés del gremio por estar en terreno, fortaleciendo las instancias de diálogo con las comunidades.

El Consejo del Salmón de Chile implementó el proyecto “Juntos, limpiemos nuestras costas”. ¿Podría explicar cómo nace esta iniciativa y de qué se trata?

Esta es una iniciativa de sustentabilidad que comenzó a gestarse a tan solo meses de la creación de este gremio. El Consejo del Salmón se conformó a mediados de 2020 por las empresas AquaChile, Cermaq, Mowi y Salmones Aysén y en diciembre se tomó la decisión de avanzar en esta iniciativa de limpieza de costas y en enero se comenzó a ejecutar por parte de las empresas socias.

En concreto, nos estamos haciendo cargo de los residuos que se generan en las playas cercanas a los centros cultivo, pero elevamos los estándares respecto de lo que exigen las normas vigentes. Además, estamos contribuyendo a la limpieza de los denominados sectores sumideros, a los que llegan residuos de distintos orígenes y donde actualmente no hay exigencias en la limpieza. A esto, se suma el marcaje de los insumos que utilizan las empresas para poder avanzar en identificar los residuos. Todos estos compromisos son permanentes y se irán registrando mediante la consolidación de la información, pues creemos que es el norte que debemos seguir para ser una industria más sustentable y que contribuya a una mejor calidad de vida en la macrozona sur y sus comunidades.

En lo que va del proyecto, ¿cuántas acciones de limpieza de playas se han realizado? ¿Qué volumen de residuos han logrado retirar de las costas de las regiones del sur?

El reporte publicado recientemente contiene varias cifras interesantes como, por ejemplo, que se realizaron entre enero y marzo 651 actividades de limpieza. Doce procesos de recolección fueron en playas sumidero, es decir, en sectores que son distintos a las playas aledañas a los centros de cultivo y que reciben residuos de distinta procedencia por efecto de las corrientes marinas; mientras tanto, 639 acciones se realizaron en sectores aledaños a los centros de cultivo operados por las empresas del Consejo del Salmón en las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes.

Es importante mencionar que ¡Juntos, limpiemos nuestras costas! comenzó con el compromiso de una limpieza mensual de cuatro sectores sumidero, tres de ellos, son playas que están en la región de Los Lagos (Puluqui, Aldachildo e Imelev) y una playa en la región de Aysén (Bahía Low). En esos sectores –donde viven cerca de 4.800 habitantes (de acuerdo con el último Censo)– se aplicaron los nuevos y mejores estándares de la iniciativa. El objetivo es que este programa crezca en el tiempo, se perfeccione y poder sumar más sectores.

Actualmente, considerando las playas aledañas a los centros de cultivo y los sectores sumidero, la superficie aproximada que abarca el programa es de 2.300 hectáreas y las toneladas recolectadas ascendieron a 94,6 entre las playas aledañas a los centros de cultivo y sectores sumidero.

Cabe destacar que cada 3 kg de residuos de la industria del salmón retirados, se extrajeron además 2 kg de residuos provenientes de otras industrias, actividades o residuos domiciliarios.

En los sectores “sumideros”, ¿cuáles son los residuos que más se encuentran durante las actividades de limpieza?

Casi un 50% de los residuos retirados correspondieron a plásticos, cabos y plumavit. De ellos, 39 toneladas fueron plásticos y cabos y 8,4 toneladas plumavit.

En la práctica, ¿cómo se realizan estas limpiezas? ¿Quién las coordina y cuántas personas participan?

Son limpiezas que coordinan todos los meses los equipos de medio ambiente de las empresas AquaChile, Mowi, Cermaq y Salmones Aysén. Se trata de equipos de trabajo que ya realizaban limpiezas de playas aledañas, pues es una exigencia que existe para las empresas que cultivan salmón, pero ahora nosotros elevamos los estándares en la recolección de los residuos con medidas como, por ejemplo, una mayor periodicidad en las limpiezas. Además, sumamos playas sumidero, pues creemos que es fundamental asumir un compromiso con áreas que hoy consideradas como “tierra de nadie” y donde llegan residuos de muchas actividades, incluso domiciliarias.

Personalmente, tuve la oportunidad de asistir a dos limpiezas y pude ver el tremendo compromiso que hay con esa iniciativa y una serie de externalidades que se están generando, como creación de empleo en las localidades, pues muchas empresas contratan proveedores de las zonas para ejecutar la recolección de los residuos. Estos procesos, y así lo pude constatar, se realizan tomando los resguardos que exige la emergencia sanitaria que enfrenta el país producto del Covid-19.

Entendemos que uno de los puntos relevantes de este proyecto consiste en que las empresas productoras marquen sus artefactos con el fin de que si aparecen residuos se puedan identificar fácilmente. Esto, ¿se aplica solo a las empresas del Consejo del Salmón? ¿Cómo han respondido las compañías a esta solicitud?

Esta iniciativa nace al alero del Comité de Medio Ambiente del Consejo del Salmón que lo integran las cuatro empresas, por ende, es un programa donde hay un alto nivel de compromiso y en particular con el proceso de marcaje ha habido una buena acogida.

El objetivo de esta medida es que cada uno se haga responsable de sus residuos, ya que es necesario avanzar en una correcta identificación de estos. Por ello, las empresas del Consejo del Salmón establecieron un plan gradual para marcar los materiales e insumos utilizados en el proceso productivo. De esta manera, los residuos de cada una de las empresas podrán ser identificados y cada empresa deberá hacerse responsable de ellos.

Las etapas de este plan son tres. Primero, los centros de cultivo que entren en operación a partir de enero de 2021 tendrán debidamente marcadas sus jaulas, pasillos, bodegas, pontones, silos y plataformas. Segundo, a partir de 2022, todo nuevo insumo productivo que las empresas compren deberá estar debidamente marcados. Esto incluye los materiales establecidos para la primera etapa, así como flotadores, boyas y plansas.

Una tercera etapa consiste en que, a partir de agosto de 2022, todas las jaulas, pasillos, bodegas, pontones, silos, plataformas, plansas, flotadores y boyas que utilicen los centros en operación de las empresas del Consejo del Salmón estarán debidamente marcados, independiente de que sean nuevos o reutilizados.

¿Cuál es la disposición final de los residuos que logran recolectar?

Los residuos recolectados en el marco de este programa, que provienen de la industria acuícola y otros orígenes, son almacenados y retirados hasta su disposición final en lugares autorizados, cumpliendo con todas las normativas vigentes. Un foco que ha ido adquiriendo cada día más fuerza en las empresas del Consejo es avanzar en buscar alternativas para reciclar la mayor cantidad de residuos posible. Creemos que es fundamental abordar el desafío de los residuos en playas desde una mirada integral y más allá de lo que exige la normativa. Para ello, se requiere generar mayor y mejor información y avanzar en la identificación de los insumos y materiales a través del marcaje, aspectos que el programa aborda a través de la entrega de un reporte trimestral

Finalmente, ¿qué acciones tiene preparadas el Consejo del Salmón, para el corto y mediano plazo, para seguir avanzando en esta y otras materias relacionadas con trabajo territorial?

Queremos ser un gremio en terreno, donde sus empresas o bien a nivel mancomunado como asociación, tengamos una buena relación con las comunidades donde las instalaciones estén insertas. La salmonicultura es una industria relativamente joven, de solo 40 años de vida, marcada por el emprendimiento y la consolidación, y que ha generado mucho crecimiento en el sur de Chile, pero creemos que es necesario fortalecer las instancias de diálogo.

Estamos actualmente avanzando en el diseño de un Plan de Relacionamiento, donde los ejes serán trabajar por desarrollar nuestras actividades de manera armoniosa con el entorno y por fortalecer la confianza y el vínculo con las comunidades donde nuestros asociados operan, para generar valor compartido.

Creemos que esto es posible a través del diálogo permanente y la cooperación con los principales actores que se involucran con la salmonicultura, como son sus colaboradores, empresas proveedoras, pescadores artesanales, comunidades vecinas, otras actividades económicas como el turismo y autoridades locales, entre otros.

Como somos un gremio nuevo, estamos avanzando en varias líneas de acciones y a la fecha algunas iniciativas ya en marcha son la integración del Consejo del Salmón al PTI de Aysén y la campaña Sur Emprende, iniciativa que a través de la difusión en distintos medios y redes sociales busca visibilizar a pymes de la zona sur.

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL