Salmones Camanchaca finalizó proceso de extracción de mortalidades

Abr 19, 2021

La empresa dio por concluida la contingencia de mortalidad masiva tras extraer y destinar a plantas de procesamiento certificadas el 100% de la biomasa que no sobrevivió al grave fenómeno natural que afectó a la región de Los Lagos. Los costos superaron los $3.000 millones.

A través de un hecho esencial, Salmones Camanchaca informó que a mediodía de este domingo 18 de abril dio por terminado el proceso de extracción de la totalidad de los peces afectados por una floración extraordinaria de algas nocivas en áreas que incluye el fiordo del Comau, donde la empresa posee cuatro centros en operación. La compañía informó que 1,6 millones de peces murieron y fueron enviados a plantas de procesamiento debidamente certificadas, cantidad que representa el 50% de los ejemplares de la especie Salmón atlántico que cultiva en el área afectada.

“Hemos concluido las labores de rescate y retiro de mortalidad, la que fue originada por un muy inusual y violento fenómeno natural que nos impactó en un área donde manteníamos operativos cuatro centros. Estas algas nocivas no las habíamos visto desde hace más de 20 años, y a pesar de que tenemos sistemas de última tecnología para apoyar a los peces con oxígeno y surgencias de aguas más profundas, la mortandad fue significativa, afectando a poco más de 1,6 millones de salmones. Las labores de contención desplegadas permitieron evitar la mortalidad de una cantidad similar de peces, los que fueron rescatados y trasladados fuera del área afectada. Hicimos todo lo que pudimos para combatir este grave fenómeno natural”, señaló Manuel Arriagada Ossa, gerente general de Salmones Camanchaca.

El ejecutivo agregó que “en el lugar mantenemos labores de limpieza especial para etapas posteriores a las maniobras desplegadas, las que incluyeron un complejo y amplio operativo que, en algunos días, significó trabajar en siete centros en forma simultánea. Esto exigió máximos esfuerzos operacionales, logísticos, económicos y humanos, tanto propios como valiosos aportes de pescadores artesanales y muchos proveedores de la zona, con costos que excedieron los $3.200 millones”.

Según informó la compañía, junto con cumplir con la tarea de extraer todos los peces no sobrevivientes y entregarlos a plantas especializadas, el foco de la operación fue proteger la zona donde se emplazan los centros, evitando más mortalidad al trasladar a otros centros cerca de 1,4 millones de peces vivos.

Adicionalmente a la contención y retiro de la mortalidad, Arriagada informó que “además de las labores de limpieza, mantenemos un protocolo continuo de monitoreo de las condiciones ambientales para dar cuenta de su estado”, agregando que ahora viene un detallado y profundo proceso de revisión operacional-logístico que genere los aprendizajes necesarios para permitir responder a contingencias de gran envergadura en forma más rápida y efectiva.

Salmones Camanchaca señaló que la compañía contaba con un plan de contingencia preparado con anticipación y que, a los métodos tradicionales de extracción, agregaba la operación de barcos pesqueros de gran capacidad, hermeticidad y sistemas de frío para preservar la materia prima, sumado a planta con tecnología de punta para la materia prima, plan que se activó en toda su capacidad al enfrentar la magnitud de la floración de algas.

Todas las maniobras fueron informadas a las autoridades competentes y autorizadas por éstas. A pesar de lo anterior, la magnitud del fenómeno que afectó al mar fue tan grande, que no se logró concluir en menos tiempo, por lo que pondrán a disposición de los organismos competentes toda la información y antecedentes disponibles, incluyendo el detalle de la bitácora de las actividades diarias realizadas para contener y mitigar esta contingencia.

Las labores realizadas consideraron tres ejes fundamentales: la prevención de una mayor mortalidad, trasladando peces fuera del área y reduciendo la alimentación para bajar metabolismo; uso de medios tradicionales y nuevos, como los grandes pesqueros y plantas de disposición, para la extracción de mortalidad, más equipos de succión especiales; y contención y limpieza de material orgánico de los peces afectados que quedan en la superficie con empresa especialista, junto con monitoreos ambientales en el área circundante.

Según lo informado desde la compañía, las Floraciones de Algas Nocivas (FANs o bloom de algas) que se registraron corresponden a un fenómeno que estuvo asociado a las condiciones climáticas y oceanográficas que se generaron por una radiación solar del verano fuera de rangos para esa zona geográfica y por falta de precipitaciones, entre otros. De hecho, “el verano de 2021 fue especialmente caluroso y es el segundo más seco en los últimos 70 años”, manifestaron.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

[latest_journal_single_iframe]
Suscríbase al Newsletter Aqua