Aumento en la temperatura del mar puede provocar desplazamiento o muerte masiva de especies

Jul 28, 2023

Los efectos se presentan directamente por el aumento de gases invernadero en la atmósfera y por aumentos en la temperatura marina.

El académico de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) e investigador titular de Data Observatory, Cristian Martinez-Villalobos, destaca que un aumento de la temperatura oceánica puede generar eventos llamados olas de calor marinas en periodos prolongados. El experto y Ph.D. en Ciencias Atmosféricas y Oceánicas, detalla que los efectos pueden extenderse a través de cambios en la cadena alimenticia hacia humanos e industrias.

“Los efectos se presentan directamente por el aumento de gases invernadero en la atmósfera y por aumentos en la temperatura marina. En el primer caso el océano se acidifica (baja su pH) debido a un aumento en la absorción de dióxido de carbono atmosférico. Esto implica una disminución en iones carbonato, necesarios para formar conchas y esqueletos de ciertos animales marinos”, detalló Cristian Martinez-Villalobos.

Añade que “un aumento de la temperatura oceánica puede generar eventos llamados olas de calor marinas. Estas olas de calor son periodos prolongados en que la temperatura del mar está anómalamente alta, y en muchos casos por encima de los niveles de tolerancia de distintas especies marinas”.

Sostiene, además, que los aumentos en temperatura del mar están asociados a disminuciones en concentraciones de oxígeno marino. “Esto puede provocar el desplazamiento de estas especies o muertes masivas de ellas o de sus depredadores. En todos estos casos, los efectos pueden extenderse a través de cambios en la cadena alimenticia hacia humanos e industrias”, acota.

Investigación

Adicionalmente, el académico publicó el estudio “Regionally high risk increase for precipitation extreme events under global warming” (Alto riesgo regional de aumento de eventos extremos de precipitaciones en el contexto del calentamiento global), en la revista científica internacional Nature Scientific Reports, junto a J. David Neelin, investigador del Departamento de Ciencias Atmosféricas y Oceánicas de la Universidad de California, Los Angeles (UCLA).

Se trata de una investigación global que analizó el comportamiento aplicado a todas las regiones del planeta. Pese a que Chile no fue el foco del estudio, la mayor parte del es una de las pocas, si no la única, de las zonas habitadas en la cual consistentemente los modelos climáticos proyectan una disminución en la intensidad y frecuencia de las precipitaciones extremas en el futuro.

En el estudio se analizaron 32 modelos climáticos globales, los que confirmaron que la zona comprendida entre las IV y X región, muestra cambios pequeños e incluso negativos, cercanos al 5% de menor intensidad de precipitaciones extremas por cada grado Celsius de aumento de la temperatura global.

Si bien en la mayor parte del mundo la intensidad de la precipitación extrema incrementa en un factor de entre un 5% y un 15% por cada grado de aumento de temperatura, la frecuencia de precipitación extrema se incrementa exponencialmente con este factor. Esto quiere decir, que un pequeño aumento en la temperatura tiene consecuencias exponencialmente más grandes en la frecuencia de precipitación extrema. «Basta un pequeño aumento de temperatura y la frecuencia de eventos de precipitaciones extremas se eleva en los cientos por cientos. No es raro encontrar proyecciones de aumentos de frecuencia de eventos extremos de un 500% de aquí a fin de siglo, particularmente en las zonas tropicales», añade el académico UAI.

Fotos: Facultad Ingeniería y Ciencias UAI.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

Suscríbase al Newsletter Aqua