Establecimientos educacionales se suman a innovador proyecto de reciclaje de mascarillas

Jul 8, 2021

La iniciativa surgió en la Mesa Social Covid del Biobío y en principio apuntaba a reciclar las más de 20.000 mascarillas quirúrgicas utilizadas cada semana en las plantas pesqueras.

El reciclaje de mascarillas empleadas en la pesca industrial es una de las iniciativas de economía circular impulsadas en la región del Biobío, y esta jornada (jueves 8 de julio) incorporó a un nuevo aliado a su lucha por dar un destino sostenible a estos elementos de protección. Se trata de la corporación educacional de la CPC Biobío, que suscribió un convenio para reciclar las mascarillas utilizadas por las y los estudiantes de sus cinco liceos técnicos ubicados en Concepción, Tomé y Coronel.

Precisamente en el Liceo Industrial Federico Schwager de la comuna coronelina se firmó el acuerdo que permitirá un aporte creciente de cubrebocas, en la medida que el aforo de alumnas y alumnos aumente.

Ricardo Gouët, quien es presidente del consejo de la Corporación de Estudio, Capacitación y Empleo de la CPC Biobío, adujo que «acciones como esta, que apoya la formación en economía circular de nuestros estudiantes, fortalecen aún más la virtuosa relación de nuestros liceos con el sector productivo regional en beneficio de quienes son el centro de nuestro quehacer: los alumnos y jóvenes, que constituyen el futuro de la sociedad».

Experiencia consolidada

La experiencia es pionera a nivel nacional y coordina esfuerzos de los ministerios del Medio Ambiente y Ciencias, la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes) y la Universidad de Concepción (UdeC), a través de su Unidad de Desarrollo Tecnológico (UDT). Esta última retirará mascarillas de tipo tres pliegues y N95 recolectadas en los establecimientos para sumarlas a las retiradas desde las empresas pesqueras y transformarlas en bandejas, posavasos, maceteros, portalápices, entre otros utensilios.

La iniciativa surgió en la Mesa Social Covid del Biobío y en principio apuntaba a reciclar las más de 20.000 mascarillas quirúrgicas utilizadas cada semana en las plantas pesqueras. En un año de operación, se han reciclado alrededor de 500 kilos, equivalentes de 100.000 unidades de estos elementos sanitarios que prácticamente no se degradan y se están convirtiendo en un severo problema ambiental.

En ese sentido, la presidenta de la Asipes, Macarena Cepeda, destacó que «las mascarillas se convirtieron en una amenaza para el mar y eso nos motivó a sumarnos a este esfuerzo asociativo. A la fecha, es un programa consolidado en la pesca industrial, presente en siete plantas, y nos alegra que crezca y sume a las futuras generaciones».

Por su parte, el director ejecutivo de la UDT, Álex Berg, destacó los exitosos resultados del proyecto y planteó que ahora es el momento de ampliarlo, «y nos parece muy importante incorporar estudiantes para que lo conozcan, lo adopten, y lo propaguen. Todas las nuevas tecnologías no solo dependen de aspectos técnicos, sino que también de la voluntad de las personas de participar».

El convenio también permitirá que el centro tecnológico apoye la formación de estudiantes de los cinco liceos, a través de visitas y charlas técnicas, en la medida que las condiciones sanitarias lo permitan.

Para Esteban Crisosto, director del Liceo Industrial Federico Schwager, este convenio es importante porque «siempre cuando trabajábamos las temáticas medioambientales nos quedábamos truncos en alguna parte; pero en este caso vamos a tomar un desecho y realmente obtener un producto que se reutilizará y poder así terminar el ciclo».

Lo último

ChucaoTech realiza aumento de capital e incorpora nuevo socio

La startup chilena, ChucaoTech, que ofrece productos y servicios basados en su tecnología patentada de nanoburbujas, anunció esta semana la incorporación de Blue Revolution Fund (BRF) a su sociedad, tras acordar un aumento de capital de US$2,2 millones.

Te recomendamos

ChucaoTech realiza aumento de capital e incorpora nuevo socio

La startup chilena, ChucaoTech, que ofrece productos y servicios basados en su tecnología patentada de nanoburbujas, anunció esta semana la incorporación de Blue Revolution Fund (BRF) a su sociedad, tras acordar un aumento de capital de US$2,2 millones.

REVISTA DIGITAL