GSI desmitifica los datos de “Somos lo que comemos” en Netflix

Feb 23, 2024

La entidad destacó más información sobre las carencias de la serie y tres datos a considerar sobre la información errónea sobre el salmón de cultivo.

Desde la Iniciativa Global del Salmón (GSI, por su sigla en inglés), sostienen que estaban interesados ​​en ver «Somos lo que comemos: un experimento con gemelos» en Netflix cuando se lanzó en enero para aprender más sobre el nexo científico entre las opciones de alimentos, la genética y el bienestar general. Pero al ver la serie, se decepcionaron al observar que el programa carecía del tipo de información holística, objetiva y equilibrada que ayuda a las personas a tomar decisiones informadas sobre su salud y les dejó con una sensación de tener más preguntas que respuestas.

A continuación, GSI presenta más información sobre las carencias de la serie y tres datos a considerar sobre la información errónea que presentó sobre el salmón de cultivo.

¿Cuáles son los problemas con la serie “Somos lo que comemos”?

La serie documental de cuatro capítulos exploró las conexiones entre la dieta, la genética y la salud a través del estudio de cuatro pares de gemelos idénticos durante un período de ocho semanas. Durante ese lapso, uno de los miembros de la pareja de gemelos seguía una dieta vegana «saludable», mientras que el otro seguía una dieta omnívora «saludable».

“La serie destacó los amplios impactos de la dieta en la salud, el clima y las cuestiones sociales, pero lo hizo con un sesgo pro-vegano, afirmando ser educativa, pero a la vez carente de rigor científico y detalles clave. Si bien es ampliamente reconocido que el futuro de los alimentos será indudablemente rico en plantas, no será exclusivamente de origen vegetal, ya que esto generaría sus propios desafíos. Lo que careció el programa fue el tener una perspectiva más holística y matizada sobre el sistema alimentario y algunas de las consideraciones más amplias que cada uno de nosotros debemos tener al elegir qué comprar y comer”, afirma la entidad.

Es más, cuando se trata del segmento del salmón de cultivo, la publicación científica en la que se basa la serie no saca ninguna conclusión específica relacionada con los productos del mar y no menciona el salmón, ni silvestre ni de cultivo. Sin embargo, el tercer episodio de la serie presentó críticas sin fundamento al salmón de cultivo. Lo que les hizo preguntarse de dónde proviene esta opinión.

Este comentario contrasta marcadamente con la amplia evidencia científica y el consenso global entre los expertos en nutrición que recomiendan productos del mar tanto silvestres como de cultivo (y específicamente pescados grasos como el salmón) como parte de una dieta saludable y sostenible.

“Nosotros agradecemos las oportunidades para debatir acerca de cómo hacer la transición hacia dietas y sistemas alimentarios saludables y sostenibles. No obstante, estas conversaciones deben basarse en ciencia verídica y ofrecer perspectivas equilibradas sobre los numerosos aspectos relacionados con nuestro sistema alimentario. Es por eso por lo que compartimos las siguientes tres preguntas y respuestas para ofrecer más claridad a los temas planteados, las cuales están respaldadas por estudios científicos y expertos externos”, añaden desde el GSI.

¿Tiene el salmón de cultivo más grasa que el salmón silvestre?

No. El salmón de cultivo tiene un perfil de nutrientes similar al del salmón silvestre. Una investigación publicada en 2023 reafirmó que no existe una diferencia significativa en los beneficios para la salud del salmón silvestre o de cultivo y que ambos proporcionan nutrientes valiosos.

El contenido de grasa del salmón puede variar según la especie (ya sea silvestre o de cultivo), así como de otros factores como el tipo de alimento consumido o la época del año en que se captura el salmón silvestre.

“Sin embargo, tanto el salmón de cultivo como el silvestre son reconocidos por las autoridades mundiales y los expertos en nutrición por proporcionar proteínas de alta calidad, grasas saludables (por ejemplo, ácidos grasos omega-3) y vitaminas esenciales como las vitaminas D y B-12. Es por ello que los organismos de salud mundiales recomiendan comer dos porciones de productos del mar, incluido el salmón de cultivo, a la semana para obtener la ingesta recomendada de nutrientes”, agregan.

Este enlace de recetas permite mantener en su menú el salmón de cultivo y sus beneficios nutricionales y preparar comidas sabrosas y abundantes.

¿Tiene el salmón de cultivo más contaminantes que el salmón silvestre?

No. De hecho, una investigación científica de 2020 muestra que el salmón de cultivo tiene menos dioxinas y está mucho menos expuesto a BCPs y dioxinas que el salmón silvestre. Los expertos han observado de forma rutinaria y recientemente que los beneficios de comer pescado superan los riesgos potenciales de la exposición a contaminantes.

Si no está familiarizado con los BCPs (o bifenilos policlorados), estos son compuestos químicos fabricados por el hombre que permanecen en el medioambiente y pueden acumularse en la cadena alimentaria. Si hay BCPs presentes en el medioambiente del salmón o en los peces más pequeños que come, entonces el salmón (ya sea silvestre o de cultivo) estará expuesto a los BCPs.

“Sin embargo, el salmón de cultivo posee niveles más bajos de contaminantes debido a la cuidadosa consideración de su dieta. Esto incluye un mayor uso de ingredientes de origen vegetal en la alimentación del salmón de cultivo y el uso reducido de aceite de pescado, que históricamente fue la principal fuente de BCPs en el salmón de cultivo. En otras palabras, usted puede sentirse bien y tranquilo que su salmón cultivado es una opción segura y saludable”, añaden.

¿Utilizan los productores colorantes para darle al salmón de cultivo su color rosa anaranjado?

No. El salmón de cultivo obtiene su color de la astaxantina, un carotenoide y antioxidante importante que se encuentra en la dieta del salmón tanto silvestre como de cultivo. La astaxantina es una parte esencial de la dieta del salmón en estado silvestre, por lo que se agrega al alimento del salmón de cultivo por los beneficios nutricionales que proporciona.

La astaxantina debe figurar como colorante en el salmón de cultivo porque afecta el color del pescado. (Al igual que los flamencos, que obtienen su color de los carotenoides de las algas, crustáceos y otros organismos que comen).

La astaxantina no solo es segura, sino que también está ampliamente disponible como suplemento alimenticio para apoyar la salud humana. Ofrece una variedad de beneficios, desde la recuperación del ejercicio hasta el colágeno y la salud de la piel y, si come alimentos integrales con astaxantina, como salmón de cultivo, puede evitar el costo y tener que ir a la tienda naturista a comprarlo.

Decisiones informadas para dietas saludables y sostenibles

Y esos son los datos verídicos. ¡Abrazamos a los alimentos vegetales como un componente vital de una dieta saludable! Sin embargo, no se puede negar la calidad nutricional que aportan determinados alimentos de origen animal y, en algunos casos, su mejor huella medioambiental.

Los productos del mar, incluido el salmón de cultivo, son una “proteína con beneficios”, como les gusta decir a los expertos de Seafood Nutrition Partnership. Usted puede continuar haciendo que el salmón de cultivo sea parte de su dieta saludable y equilibrada, y seguiremos compartiendo información verídica y precisa para respaldar su toma de decisiones. Si tiene más preguntas, no dudes en ponerte en contacto.

Fotografías: GSI.

Lo último
Te recomendamos

REVISTA DIGITAL

[latest_journal_single_iframe]